topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Alemania
   
Museo de la Marcha de la Muerte Below
Memorial del campo de concentración de Bergen-Belsen
Monumento por los judíos asesinados de Europa (Berlín)
Memorial del campo de concentración de Breitenau
Memorial del campo de concentración de Buchenwald
Memorial del campo de concentración de Dachau
Memorial del campo de concentración de Dora-Mittelbau
Memorial del campo de concentración de Drütte
Museo Memorial de la Prisión de la Gestapo EL-DE Hause
Memorial del parque en Falkensee
Memorial del campo de concentración de Flossenbürg
Memorial del campo de concentración de Fuhlsbüttel
Memorial de la Resistencia alemana
Memorial de Hadamar
Memorial del campo de concentración de Hinzert
Memorial del campo de concentración de Kaltenkirchen
Memorial del campo de concentración de Kochendorf
Memorial del campo de concentración de Ladelund
Memorial del campo de concentración de Leonberg
Centro documental del campo de concentración de Lieberose
Memorial del campo de concentración de Neuengamme
Memorial de Plötzensee
Memorial del campo de concentración de Ravensbrück
Centro documental del Congreso del Partido en Nürnberg
Memorial del campo de concentración Sachsenhausen
Memorial del campo de concentración de Sandhofen
Memorial del campo exterior de Braunschweig-Schillstrasse
Fundación Topografía del Terror
Museo y Memorial Haus der Wannsee-Konferenz
Erinnerungsort Topf & Söhne
Memorial de las víctimas de los asesinatos de “eutanasia” nacionalsocialista
Memorial a los Sinti y Roma asesinados bajo el Nazismo en Marzahn
Memorial a los Sinti y Roma de Europa asesinados bajo el Nacionalsocialismo
Memorial a los homosexuales perseguidos por el Nazismo
Denkmäler Kindertransport
Memorial Andén 17 – Berlín Grunewald
Gedenkstätte Grafeneck
   
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Haus der Wannsee-Konferenz
Casa de la Conferencia de Wannsee: museo educativo y memorial


La villa “Am Grossen Wannsee” fue construida en 1914-1915 para el industrial Ernst Marlier. En 1921, fue vendida a Friedrich Minoux, que en aquella época era uno de los directores generales del complejo industrial Stinnes.

En 1940, Minoux, acusado de graves delitos de corrupción y estafa, vendió la villa, junto a los 30.000 m2 de terreno junto al lago, a la fundación de las SS Nordhav, fundada por Reinhard Heydrich, Jefe de la Policía de Seguridad y del SD.

Bajo la dirección de Heydrich, ya como jefe del RSHA, prominentes representantes de las SS y la burocracia ministerial, se encontraron en la villa el 20 de enero de 1942, para discutir el asesinato masivo de los judíos europeos. Ese día, 15 altos representantes de las SS, el Partido y diferentes ministerios se reunieron en la casa para debatir la instrumentación de la deportación y el asesinato de los judíos europeos. Los representantes de las SS informaron a los secretarios de Estado presentes de las acciones que los Einsatzgruppen (grupos móviles de intervención) estaban llevando a cabo desde agosto de 1941 en la Unión Soviética, y sobre los métodos de asesinato ya practicados.

Las “instancias centrales” del aparato del Estado y del Partido debían coordinarse en relación con la “solución final de la cuestión judía en Europa”.

La reunión, hoy conocida como la “Conferencia de Wannsee”, fue presidida por Heydrich, jefe del RSHA. El encargado de organizar las deportaciones, Adolf Eichmann, redactó las actas (que sería conocido como el Protocolo de Wannsee) de la reunión, que se encontraron en 1947, entre los documentos del Ministerio de Asuntos Exteriores. El Protocolo documenta el plan para el asesinato de todos los judíos europeos y la participación activa de la administración del Estado en ese genocidio.

El 29 de noviembre de 1941, Heydrich hizo enviar, a través de la Sección IV B4 del RSHA (encargada de los “asuntos judíos”, bajo el mando de Eichmann), las invitaciones para asistir a la Conferencia. El círculo de invitados no fue totalmente idéntico a los participantes del 20 de enero de 1942. Originalmente se había previsto la reunión para el 9 de diciembre de 1941, pero después de dos aplazamientos, el 8 de enero de 1942 Heydrich, que se encontraba en Praga organizando la ocupación de su cargo como “Viceprotector de Bohemia y Moravia”, invitó a la conferencia con nueva fecha.

El tema objeto del debate de la Conferencia de Wannsee fue la “solución final de la cuestión judía” (Endlösung der Judenfrage). Heydrich perseguía dos objetivos para esta reunión: ser confirmado en su función de mando de las deportaciones, e implicar a los ministerios más importantes en la responsabilidad del asesinato premeditado de los judíos europeos. Los asistentes aseguraron la cooperación incondicional de sus ministerios y organismos. El nivel de dirección de todo el aparato del Estado se convirtió en confidente y cómplice del genocidio.

Adolf Eichmann resumió los resultados de la Conferencia en un Protocolo, según el cual Heydrich hizo saber a los participantes que, a partir de ese momento, comenzaría la deportación de todos los judíos a Europa del Este, según una “autorización previa” de Hitler. Sólo se discutieron algunas cuestiones puntuales. El aspecto más polémico fue la extensión de las medidas a los judíos “mixtos” (Mischlinge), hijos y nietos de parejas con un integrante judío y otro ario, y a los cónyuges judíos de los “matrimonios mixtos”, aunque la definición de estas cuestiones fue postergada a reuniones posteriores.

Todos los participantes invitados a la Conferencia recibieron una copia del Protocolo. Además, Heydrich, inmediatamente después de la Conferencia envió una copia de la carta a los jefes regionales de la Policía de Seguridad (Sipo), el Servicio de Seguridad de las SS (SD) y a los Einsatzgruppen. Desde allí se remitió una copia a los comandantes locales de la Sipo y del SD.

El 31 de enero de 1942, Eichmann dio instrucciones expresas a todas las jefaturas superiores de la Policía del Estado, a la Policía de Seguridad y al SD, de preparar las deportaciones de todos los judíos del Reich alemán, Austria y las provincias ocupadas de Bohemia y Moravia. Eichmann desglosó minuciosamente el grupo de personas que debían ser deportadas y especificó a quiénes debía excluirse, de momento. Esta disposición, basada en los resultados de la reunión del 20 de enero de 1942, marcaba el comienzo de las deportaciones y del asesinato masivo de todos los judíos europeos.
 
Berlín-Wannsee como centro de operaciones del SD, 1937-1945

En 1937 el SD estableció en la calle Am Grossen Wannsee un instituto secreto de investigaciones sobre el Este, llamado "Instituto Wannsee", que elaboraba informes de inteligencia sobre la Unión Soviética y los países de Europa oriental. Paralelamente a las obras de refacción de la Villa Minoux, que fue convertida en residencia de huéspedes, club y centro de conferencias de las SS, la RSHA hizo de Berlín-Wannsee uno de sus principales emplazamientos en Berlín. En 1941, la Comisión Internacional de Policía Criminal, bajo la dirección de Heydrich, ocupó una mansión en la calle Am Kleinen Wannsee. En 1942, el SD instaló en la calle Am Grossen Wannsee una central de radiocomunicación ("Instituto Havel"), desde donde se dirigían acciones de espionaje y sabotaje contra la Unión Soviética ("Operación Zeppelin"). A raíz de los ataques aéreos aliados sobre la zona céntrica de Berlín, la RSHA trasladó al personal y las oficinas a Wannsee. En este lugar también asumió sus funciones Walter Schellenberg, jefe del servicio de inteligencia exterior ("SD Ausland"), en 1944.

El barrio residencial suburbano de Wannsee gozaba también de gran popularidad entre otros servicios del Estado nacionalsocialista y funcionarios de alta jerarquía como sede oficial y domicilio particular, respectivamente.

Residencia de huéspedes de la Policía de Seguridad y del SD, 1941-1945

La residencia de huéspedes de la Policía de Seguridad y del SD en la antigua Villa Minoux fue inaugurada en octubre de 1941. En ella se alojaron altos oficiales de las SS, jefes de los comandos de intervención o jefes de servicios secretos extranjeros amigos.

El jefe del servicio de inteligencia interior ("SD Inland"), el SS-Gruppenführer Otto Ohlendorf, trasladó su cuartel general a la mansión en octubre de 1944. Sus colaboradores discutieron aquí con representantes de otros servicios cuestiones relacionadas con la política de Volkstum (nacionalidad entendida como "características propias del pueblo") o se ocuparon de los planes de la oposición alemana a la reforma administrativa.

En diciembre de 1944, Ohlendorf dirigió una reunión sobre "Cuestiones y respuestas sociológicas", que contó con la participación de catedráticos y colaboradores de diversos ministerios y organismos nacionalsocialistas. Estos expertos debatieron controversias científico-políticas y deliberaron sobre planes para el período posterior a la guerra. Hacia el final de la guerra, el jefe de la Gestapo, Heinrich Mueller, se alojó temporalmente en la residencia y, por ejemplo, negoció en el lugar con el representante de la central de la Cruz Roja en Ginebra sobre la entrega de los campos de Ravensbrück y Sachsenhausen.

La creación del memorial


Después del final de la guerra, la casa fue utilizada primeramente por el Ejército Rojo y luego por el de Estados Unidos. Durante algún tiempo estuvo desocupada. Prácticamente todo el mobiliario fue saqueado.

En 1947 fue ocupada por el Instituto August Bebel del Partido Socialdemócrata (SPD) berlinés.

Desde 1952 el edificio se utilizó como hogar escolar del distrito de Berlín-Neukölln. A partir de 1988 se llevó a cabo la refacción y la reconstrucción histórica de la mansión y del jardín para el establecimiento de un memorial.

El historiador Joseph Wulf fue el primero en llamar la atención del público hacia la villa, en referencia a su papel en la Conferencia de Wannsee. Ya en 1965, Wulf propuso establecer un “Centro Internacional de Documentación para la Investigación del Nacionalsocialismo y sus Consecuencias”, aunque sus planes fracasaron a pesar del amplio apoyo nacional e internacional que tenía.

Joseph Wulf, combatiente en la resistencia judía y sobreviviente de Auschwitz, publicó en Alemania las primeras documentaciones amplias sobre el régimen nacionalsocialista. En 1965 propuso crear un centro de documentación en la casa. La iniciativa de Wulf fue apoyada por importantes personalidades de todo el mundo. Sin embargo, el gobierno de Berlín no estuvo dispuesto a poner a disposición el edificio. Wulf se suicidó en 1974. Sus planes fueron retomados a comienzos de la década de 1980 y en 1988 se encomendó a Gerhard Schoenberner, un pionero de la investigación de los crímenes nacionalsocialistas, la tarea de establecer el memorial y de elaborar la concepción de la exposición permanente.

A finales de 1986, el Senado de la ciudad de Berlín anunció que se establecería un Museo Memorial del Holocausto en la villa. Coincidiendo con el 50 aniversario de la Conferencia de Wannsee (1992), fue abierto al público. La asociación “Recordar para el futuro, asociación para la casa de la Conferencia de Wannsee” (Erinnern für die Zukunft, Trägerverein des Hauses der Wansee-Konferenz e.V.), que recibe el apoyo financiero del gobierno de Berlín y del gobierno estatal, se encarga de la dirección del Memorial.

La villa se ha convertido en un centro para aprender sobre la historia. La contradicción entre su idílico emplazamiento, el esplendor neoclásico del edificio y la brutalidad de los planes que fueron discutidos, estimula la confrontación con el pasado. Para mejorar esa confrontación hay visitas guiadas a través de la exposición permanente instalada, y es posible utilizar la biblioteca y las instalaciones.

El Departamento educativo ofrece conferencias y seminarios, así como asistencia en la planificación y preparación de visitas a Polonia e Israel, visitas a lugares significativos de la historia judía, la persecución y la resistencia. También se ofrecen seminarios planificados, encuentros internacionales, visitas al memorial y proyectos a largo plazo con adultos, educadores, profesores y alumnos. Estas jornadas de estudio se basan en el interés de los grupos respectivos, ya estén relacionados con la política educativa o no.

La exposición permanente documenta la conferencia, sus antecedentes y sus consecuencias, la historia de la villa, etc. También da una introducción básica al proceso de discriminación, persecución y asesinato de los judíos europeos. La exposición hace referencia a diferentes aspectos del período: la dictadura en Alemania; la resistencia judía y la defensa de su dignidad; la época de preguerra; la guerra contra Polonia; los ghettos; las ejecuciones masivas; la Conferencia de Wannsee; las deportaciones; los campos de la muerte y de tránsito; Auschwitz; la vida en los campos de concentración; el levantamiento del ghetto de Varsovia; el final de la guerra; la liberación. Otro elemento esencial es el referido a la propia historia de la casa.

En la biblioteca se encuentra literatura científica básica, pedagógica, obras literarias y testimonios de época sobre el Nacionalsocialismo, la historia judía, el antisemitismo, el racismo y, en relación con la actualidad, el neonazismo.

Ofertas para el trabajo con colegios

La Haus der Wannsee-Konferenz se dirige a los profesores y escolares, con modelos educativos que no se refieren únicamente a las clases de historia, sino también a otras materias como literatura, religión, filosofía, artes, biología, deporte, etc. En la exposición permanente se transmiten informaciones básicas sobre el proceso de persecución y asesinato de los judíos europeos. Mediante discusiones, trabajo en grupos o mediante el análisis de fotografías, películas, documentos, etc., los alumnos pueden ocuparse intensamente de la historia contemporánea. También se ofrecen visitas guiadas a la ciudad con referencia a la historia, encuentros internacionales, viajes de estudio, proyectos a largo plazo, etc. Las informaciones son adquiridas siempre en relación a los conocimientos de los escolares y sus respectivas necesidades e intereses.

Los alumnos de escuelas primarias se ocupan de biografías ejemplares de víctimas, aprendiendo algo sobre la persecución de los judíos; visitan la exposición conociendo algunos aspectos del proceso que condujo al genocidio. Para alumnos de escuelas de formación profesional, la dedicación a la historia de un grupo profesional durante el nazismo es más adecuada, etc.

Las visitas escolares a la Casa, para que tengan un mayor sentido, deben ser preparadas con antelación, por medio de conversaciones con el equipo educativo del memorial. Y también es muy importante que los alumnos participen en el proceso de decisión de cual será el tema de estudio.

Algunos elementos metódicos para la visita son:
- Confrontación con el lugar histórico: conocer la exposición permanente.
- Profundizar ese conocimiento mediante el trabajo de una temática específica, según los deseos de los participantes.
- Utilización de los medios: libros, documentos, vídeos, películas, diapositivas, etc.
- Aprender descubriendo creativamente: elección autónoma de materiales de la biblioteca, lectura de documentos y libros, grupos de discusión, grupos creativos (pintura, escritura, dibujo, reportajes, entrevistas, etc.).
- Reunión de los grupos para la presentación del trabajo de cada grupo, y evaluación de las experiencias.

Los seminarios para aspirantes y profesorado de enseñanza secundaria, sirven para que éstos reciban información detallada sobre las ofertas pedagógicas de la casa, sobre las posibilidades de trabajo con otros memoriales, y sobre cómo enseñar el tema en el colegio.

- Galería fotográfica

Texto del protocolo de la Conferencia de Wannsee (alemán 2.9 Mb)
Texto del protocolo de la Conferencia de Wannsee (castellano 115 Kb)

Contacto

Haus der Wannsee-Konferenz
Am Grossen Wannsee 56-58
14109 Berlín
http://www.ghwk.de


volver