topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Alemania
   
Museo de la Marcha de la Muerte Below
Memorial del campo de concentración de Bergen-Belsen
Monumento por los judíos asesinados de Europa (Berlín)
Memorial del campo de concentración de Breitenau
Memorial del campo de concentración de Buchenwald
Memorial del campo de concentración de Dachau
Memorial del campo de concentración de Dora-Mittelbau
Memorial del campo de concentración de Drütte
Museo Memorial de la Prisión de la Gestapo EL-DE Hause
Memorial del parque en Falkensee
Memorial del campo de concentración de Flossenbürg
Memorial del campo de concentración de Fuhlsbüttel
Memorial de la Resistencia alemana
Memorial de Hadamar
Memorial del campo de concentración de Hinzert
Memorial del campo de concentración de Kaltenkirchen
Memorial del campo de concentración de Kochendorf
Memorial del campo de concentración de Ladelund
Memorial del campo de concentración de Leonberg
Centro documental del campo de concentración de Lieberose
Memorial del campo de concentración de Neuengamme
Memorial de Plötzensee
Memorial del campo de concentración de Ravensbrück
Centro documental del Congreso del Partido en Nürnberg
Memorial del campo de concentración Sachsenhausen
Memorial del campo de concentración de Sandhofen
Memorial del campo exterior de Braunschweig-Schillstrasse
Fundación Topografía del Terror
Museo y Memorial Haus der Wannsee-Konferenz
Erinnerungsort Topf & Söhne
Memorial de las víctimas de los asesinatos de “eutanasia” nacionalsocialista
Memorial a los Sinti y Roma asesinados bajo el Nazismo en Marzahn
Memorial a los Sinti y Roma de Europa asesinados bajo el Nacionalsocialismo
Memorial a los homosexuales perseguidos por el Nazismo
Denkmäler Kindertransport
Memorial Andén 17 – Berlín Grunewald
Gedenkstätte Grafeneck
   
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial del campo de concentración de Bergen-Belsen


En 1940, el Ejército alemán creó un campo para prisioneros de guerra para 600 soldados belgas y franceses, junto a un campo de ejercicio militar. En mayo del año siguiente, el campo fue denominado “Stalag 311 (XI C)”. A comienzos del verano de 1941, fueron internados en este campo decenas de miles de prisioneros de guerra soviéticos, sin condiciones higiénicas, al aire libre y con unas durísimas condiciones climáticas; se estima que de los 20.000 prisioneros soviéticos, en la primavera de 1942 habían muerto unos 18.000 de hambre, frío y enfermedades.

El Häftlingslager I (campo de prisioneros I) fue creado al comienzo del campo, utilizado en principio para acomodar un “comando de construcción” de unos 500 presos que las SS habían llevado a Bergen-Belsen desde los campos de concentración de Buchenwald, Wewelsburg y Natzweiler.

En abril de 1943, la Wehrmacht cedió una parte del complejo del campo a las SS, que pudo establecer un campo para judíos que debían ser intercambiados por prisioneros alemanes en el extranjero. El resto del campo pasó a ser utilizado por el Ejército como un hospital militar. El Sternlager que alojaba estos judíos, albergaba unos 4.000 presos judíos, de los que el contingente más importante era el de los holandeses; los hombres y las mujeres fueron alojados por separado, pero las familias pudieron permanecer juntas durante el día, y el trabajo de estos presos era obligatorio. También se estableció un Neutralenlager (campo neutral), en los que estaban internados cientos de judíos que tenían pasaportes de países neutrales; en comparación con otras secciones del campo, las condiciones aquí fueron bastante tolerables, hasta marzo de 1945, y no eran obligados a trabajar en comandos.

A mediados de 1943, varios miles de judíos polacos fueron deportados al campo especial y al “campo húngaro”, y la mayoría de ellos estaban en posesión de pasaportes de países de Sudamérica. No debían trabajar en los comandos, pero estaban completamente aislados, debido al conocimiento que tenían de las crueldades que las SS habían cometido en Polonia. A mediados de 1944, la mayoría habían sido transportados a Auschwitz y asesinados; sólo unos 350 permanecieron en el campo. El campo húngaro fue creado en julio de 1944 para 1.683 judíos húngaros, mientras Himmler negociaba con organizaciones judías de otros países para lograr su intercambio por dinero y bienes necesarios.

A lo largo del año 1944, se fueron incrementando los números de grupos de prisioneros que fueron deportados a Bergen-Belsen. En marzo de ese año, se creó una sección separada del campo para prisioneros enfermos procedentes de otros campos de concentración. Desde agosto comenzaron a llegar los transportes de prisioneros procedentes del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau; algunos de estos presos pasaron directamente a estar integrados en comandos exteriores, dependientes del campo. El sobrepoblado campo de prisioneros I (Häftlingslager I) no pudo absorber a todos los presos de estos transportes, y se creó el Häftlingslager II para acomodarlos.

Desde marzo de 1944, el Häftlingslager I recibía prisioneros de otros campos de concentración que estaban enfermos o incapacitados para el trabajo. Sufrían condiciones de vida y de trabajo de extrema crueldad, no tenían condiciones higiénicas y sanitarias y las tasas de mortalidad eran la característica principal de la situación del campo de presos.

Debido al creciente número de transportes de evacuación desde los campos de concentración cercanos a la línea del frente, el antiguo hospital de prisioneros de guerra fue incorporado al campo de Bergen-Belsen, y se estableció un campo para mujeres, que desde agosto de 1944 alojaba a las deportadas desde Auschwitz.

A comienzos de 1945 comenzaron las evacuaciones de presos de los campos de concentración que se encontraban más próximos a la línea del frente, de modo que se iniciaron las “marchas de la muerte”. Uno de los destinos de estas marchas fue el campo de Bergen-Belsen. En enero de ese año, fue disuelto el campo de prisioneros de guerra, y se anexionaron también los bosques cercanos por la administración del campo. Las condiciones del campo se hicieron extremadamente duras, debido, sobre todo, a la extrema sobrepoblación del campo. Debido a estas condiciones comenzaron a producirse epidemias y muertes masivas. A comienzos de abril, se transfirió a un gran número de prisioneros judíos hacia el campo de Theresienstadt. El 15 de abril de 1945, el campo de concentración de Bergen-Belsen fue liberado por las tropas británicas.

En conjunto, por el campo de concentración de Bergen-Belsen pasaron unos 200.000 prisioneros de guerra y unos 50.000 de ellos murieron en el campo.

A partir del momento de su liberación, Bergen-Belsen se convirtió en un campo para personas desplazadas, aunque el campo de barracones fue quemado hasta los cimientos, para evitar la propagación de epidemias. Los supervivientes fueron evacuados hacia los barracones militares adyacentes. Entre 1945 y 1950 se mantuvo abierto el campo para personas desplazadas, que fueron alojadas en los barracones militares. Después de que la mayor parte de los judíos que quedaban en el campo de personas desplazadas, Bergen-Belsen, con 12.000 habitantes, se convirtió en el campo de personas desplazadas judías más grande de la Alemania de la posguerra.
 
La creación del memorial


En abril de 1946 fue creado el primer conjunto memorial para los judíos en los terrenos del antiguo campo de concentración de Bergen-Belsen. Poco después, en junio de ese mismo año, se erigió un memorial soviético en el cementerio de prisioneros de guerra. En 1947 se erigió un obelisco y se inició un muro de inscripciones, por orden de las autoridades militares británicas.

Desde 1952, el gobierno federal de la Baja Sajonia se hizo cargo de la responsabilidad del Memorial de Bergen-Belsen. En 1966 se abrió el primer centro de documentación, con una exposición que ilustraba sobre la historia del campo de concentración de Bergen-Belsen. En 1968 se arregló la zona del cementerio de los prisioneros de guerra soviéticos, y se erigió un monumento memorial alemán. En 1988 se construyó un camino entre los restos del Memorial y el cementerio de prisioneros de guerra.

En abril de 1990, se inauguró una exposición revisada y ampliada en el centro de documentación, y desde 1991 se inició la reconstrucción de algunos de los edificios que quedaban en el campo, gracias a diferentes campos de trabajo para jóvenes. En el año 2000 se abrió la “Casa del Silencio” y una nueva serie de salas para seminarios.

El Memorial del campo de concentración de Bergen-Belsen recibe aproximadamente 200.000 visitantes anuales, que pueden visitar los restos del antiguo campo, las fosas comunes y los memoriales, las exposiciones permanentes y especiales, y pueden ver una película documental sobre la historia del campo. También se llevan a cabo investigaciones con fondos federales sobre la historia del campo de prisioneros de guerra y el campo de concentración, así como sobre la “historia de los liberados”, centrada en el campo de personas desplazadas. Una vez que estén finalizadas, pasarán a incorporarse las exposiciones permanentes.

La Fundación de los Memoriales de Baja Sajonia se creó en noviembre de 2004, para ayudar a preservar el conocimiento sobre los hechos históricos que tuvieron lugar desde 1933 hasta 1945, especialmente en la Baja Sajonia, para ayudar a introducir ese contexto en la conciencia pública. También está dedicada a preservar el memorial de Bergen-Belsen para las futuras generaciones, como un centro de conmemoración de los sufrimientos de las víctimas del Nacionalsocialismo.

Trabajo educativo

La exposición permanente se centra en la historia del campo de concentración de Bergen-Belsen y sobre la historia general del sistema de persecución nazi. El núcleo de la misma son los siguientes temas: campos de concentración de 1933 a 1945, persecución y resistencia, el campo de concentración de Bergen-Belsen, el período de la posguerra, el campo de prisioneros de guerra de Bergen-Belsen, etc.

Además, existe una muestra de objetos encontrados en los terrenos y cuatro mesas de lectura que muestran facsímiles de documentos e informes de la historia del campo de concentración de Bergen-Belsen y otros campos de prisioneros de guerra. También hay una exposición especial, en el hall de entrada, referida a la historia de la persecución nazi y sus consecuencias.

En cuanto a las tareas educativas, el servicio para visitantes ofrece sesiones de introducción a la historia del campo de concentración y sobre el régimen nazi, paseos por los restos del memorial, visitas a la exposición permanente, proyección de películas documentales, etc. Por ejemplo, la película “Bergen-Belsen zum Beispiel”, muestra la situación en el campo de concentración recién liberado, a partir del punto de vista de los militares que liberaron el campo. Para los visitantes más jóvenes existe un documental sobre la vida de Anne Frank. Y, en referencia específica a la persecución nazi, se pueden ver diferentes documentales como “Die Familia Weinberg” (la historia de Werner Weinberg, un superviviente del campo), o “Juden in Deutschland”.

Los jóvenes de todo el mundo participan en campos de trabajo juveniles en Bergen-Belsen. Sus actividades se centran, sobre todo, en conversaciones con supervivientes, investigaciones y documentación, trabajo en grupos internacionales y la creación de aspectos accesibles para el recuerdo en los terrenos del antiguo campo de prisioneros de guerra y campos de concentración.

Uno de los principales proyectos es el “Libro de Conmemoración”, un listado de nombres y datos biográficos de antiguos prisioneros del campo de concentración de Bergen-Belsen. Poco antes de que el campo fuese liberado, las SS destruyeron todos los registros de los internos, y la mayor parte de las fuentes con los nombres de los que habían estado detenidos. El Libro Memorial, publicado en 1995, sólo contenía los nombres y datos de 25.000 internados, de un total estimado de 120.000 internos. El trabajo realizado desde entonces, gracias a investigaciones en archivos de todo el mundo y en otros memoriales e instituciones, permitió procesar muchos cuestionarios sobre los supervivientes de Bergen-Belsen y sus familias. En abril de 2005 se publicó una edición revisada del Libro Memorial, en el que se identificaban unos 50.000 internos del campo de concentración de Bergen-Belsen, en dos volúmenes.

Contacto

Gedenkstätte Bergen-Belsen
29303 Lohheide

www.bergenbelsen.de

volver