topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Alemania
   
Museo de la Marcha de la Muerte Below
Memorial del campo de concentración de Bergen-Belsen
Monumento por los judíos asesinados de Europa (Berlín)
Memorial del campo de concentración de Breitenau
Memorial del campo de concentración de Buchenwald
Memorial del campo de concentración de Dachau
Memorial del campo de concentración de Dora-Mittelbau
Memorial del campo de concentración de Drütte
Museo Memorial de la Prisión de la Gestapo EL-DE Hause
Memorial del parque en Falkensee
Memorial del campo de concentración de Flossenbürg
Memorial del campo de concentración de Fuhlsbüttel
Memorial de la Resistencia alemana
Memorial de Hadamar
Memorial del campo de concentración de Hinzert
Memorial del campo de concentración de Kaltenkirchen
Memorial del campo de concentración de Kochendorf
Memorial del campo de concentración de Ladelund
Memorial del campo de concentración de Leonberg
Centro documental del campo de concentración de Lieberose
Memorial del campo de concentración de Neuengamme
Memorial de Plötzensee
Memorial del campo de concentración de Ravensbrück
Centro documental del Congreso del Partido en Nürnberg
Memorial del campo de concentración Sachsenhausen
Memorial del campo de concentración de Sandhofen
Memorial del campo exterior de Braunschweig-Schillstrasse
Fundación Topografía del Terror
Museo y Memorial Haus der Wannsee-Konferenz
Erinnerungsort Topf & Söhne
Memorial de las víctimas de los asesinatos de “eutanasia” nacionalsocialista
Memorial a los Sinti y Roma asesinados bajo el Nazismo en Marzahn
Memorial a los Sinti y Roma de Europa asesinados bajo el Nacionalsocialismo
Memorial a los homosexuales perseguidos por el Nazismo
Denkmäler Kindertransport
Memorial Andén 17 – Berlín Grunewald
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial del campo de concentración de Neuengamme


A finales de 1938, las SS trasladaron a un grupo externo de un centenar de presos desde el campo de concentración de Sachsenhausen hasta una fábrica de ladrillos vacía en Hamburg-Neuengamme, que a comienzos del verano de 1940 se convirtió en el campo de concentración de Neuengamme. En el mes de junio de ese año, la población del campo superaba los 1.100 presos, y para julio de 1941 el número de prisioneros se había incrementado a más de 5.000.

Durante la Segunda Guerra Mundial, decenas de miles de personas de todos los países ocupados de Europa fueron deportadas a Neuengamme. En la fase final de la guerra existían más de 80 campos satélite por todo el Norte de Alemania. Las condiciones de vida y de trabajo en estos centros eran pésimas, y las SS se referían a ellas como “exterminio a través del trabajo”. Aproximadamente la mitad de los más de 100.000 prisioneros que pasaron por el campo de concentración de Neuengamme murieron allí.

Las epidemias de tifus se convirtieron en un problema constante, debido a las primitivas condiciones sanitarias y a la crónica sobrepoblación del campo. Más de un millar de presos murieron durante un estallido de tifus que comenzó en diciembre de 1941. En abril de 1942, las SS completaron la construcción de un crematorio en Neuengamme, para evitar tener que trasladar los cuerpos de los presos muertos al crematorio de Hamburgo. Desde ese momento, los cuerpos fueron cremados en el campo y las cenizas fueron lanzadas a los jardines del campo. Las tasas de defunción de los presos continuaron creciendo, y las SS construyeron, posteriormente, un segundo crematorio.

En octubre de 1942, las SS establecieron el campo de concentración de Drütte, en la ciudad de Watenstedt-Salzgitter, cerca de Brunswick, uno de los campos satélites de Neuengamme más grande e importante. Drütte debía proporcionar mano de obra forzosa a los talleres Hermann Göring, una factoría de armamentos. Más de 3.000 presos del campo de Neuengamme fueron obligados a trabajar en las fábricas de armamentos, en la manufactura de municiones para las fuerzas armadas alemanas.

Las SS establecieron también un campo satélite en Bremen, en octubre de 1942. En abril del año siguiente, seis presos del campo de Neuengamme murieron durante un ataque aéreo aliado a la ciudad de Bremen; los presos estaban entre los 700 que debían limpiar la ciudad de ruinas y daños, y eliminar las bombas que no habían explotado durante los ataques aéreos. Los presos tenían prohibido utilizar los refugios antiaéreos cuando se atacaba las ciudades alemanas.

En el verano de 1944 Neuengamme recibió el primero grupo importantes de presas desde el campo de Auschwitz, así como de otros campos en el Este. Generalmente, estos grupos de mujeres eran directamente distribuidas por el sistema de subcampos de Neuengamme.

A mediados de enero de 1945, el sistema de campos de Neuengamme tenía una población total de unos 50.000 presos, incluyendo casi 10.000 mujeres. El sistema concentracionario de Neuengamme incluía aproximadamente 60 subcampos distribuidos por todo el noroeste de Alemania, con más de 20 subcampos sólo en Hamburgo.

Los presos del campo de Neuengamme también fueron utilizados para experimentos médicos.

Cuando las tropas británicas se acercaban a la zona del campo de Neuengamme, a finales de abril de 1945, las SS comenzaron la evacuación forzosa del campo; también quemaron los archivos de las oficinas del campo. Aproximadamente 10.000 presos fueron obligados a iniciar una “marcha de la muerte” hacia Lübeck, en el Norte de Alemania. Otros miles de presos habían sido transferidos al cercano campo de Bergen-Belsen.

Más de 6.000 presos fueron obligados a montar en dos barcos, en una pequeña bahía cercana a Hamburgo, durante la evacuación de Neuengamme. Algunos bombarderos británicos, desconociendo que las SS habían obligado a los presos a subir a los barcos, los atacaron: el “Thielbek”, con unos 2.000 presos, se hundió rápidamente; el “Cap Arcona”, con más de 4.500 presos, se incendió y embarrancó durante el ataque. Sólo unos 600 presos de ambos barcos pudieron sobrevivir.

Las fuerzas británicas liberaron el campo de concentración de Neuengamme, el 4 de mayo de 1945. El registro de muertos en Neuengamme indica que aproximadamente 40.000 presos habían muerto en el campo para abril de ese año. Varios miles más murieron después de la liberación del campo. En total, más de 50.000 presos, casi la mitad de los que habían pasado por el sistema de campos de Neuengamme, murieron.

Los internos procedían de un total de 28 nacionalidades: rusos (34.350), polacos (16.900), franceses (11.500), alemanes (9.200), holandeses (6.950), belgas (4.800), daneses (4.800), fueron los principales grupos nacionales, aunque también hubo un gran contingente de judíos procedentes de las comunidades locales. Los presos también incluían comunistas, homosexuales, prostitutas, gitanos, Testigos de Jehová, prisoneros de guerra y otros muchos grupos de presos.

Tras la guerra, el antiguo campo de concentración fue utilizado inicialmente como campo para “personas desplazadas” y, posteriormente, como centro de internamiento para antiguos nazis. En 1948, las autoridades de ocupación británicas transfirieron el campo a la ciudad de Hamburgo, que construyó una prisión en esa zona.
 
La creación del memorial


Este memorial es uno de los pocos campos de concentración en Alemania en el que la mayoría de los edificios ha sido conservada y sirven como memorial en la actualidad.

En 1948, el municipio de Hamburgo estableció una penitenciaría judicial en los terrenos de la antigua prisión del campo. Las presiones de los antiguos prisioneros, principalmente franceses, provocaron que en 1953 se erigiese una columna conmemorativa en los terrenos de la antigua enfermería del campo. En 1965, el campo fue transformado en un memorial con la columna conmemorativa, placas nacionales, un muro memorial y la escultura “el prisionero muriente”. En 1969 se creó una segunda penitenciaría en el terreno de la antigua cantera. En 1981 se creó un centro de documentación con una exposición permanente y un pequeño equipo de trabajo.

En febrero de 1984, después de un decreto del senado y parlamento de la ciudad de Hamburgo, todos los edificios y terrenos del antiguo campo de concentración (fuera del centro penitenciario), fueron situados bajo protección, como centros de interés histórico. En los años siguientes, diversos campos exteriores (como Plattenhaus) fueron reconstruidos y el antiguo campo de concentración fue sometido a una considerable restauración, para salvarlo de la destrucción. En 1989, la antigua fábrica de ladrillos fue declarada monumento histórico.

Estas decisiones completaron y reorganizaron apropiadamente el memorial del campo, incluyendo los edificios originales, siempre que fue posible.

Se estableció una visita por los terrenos, que mostraba los edificios restantes y las instalaciones del campo de concentración: el centro de guardia principal de las SS, la casa del comandante, dos antiguos barracones de prisioneros y la antigua fábrica de ladrillos. La visita termina en la columna conmemorativa, el panel de las naciones y la “casa del recuerdo” y la “sala de los nombres”.

En 1994 se reconstruyó el antiguo ramal del ferrocarril que llegaba al campo y se colocó un histórico vagón de mercancías.

En mayo de 1995 se estableció una nueva exposición permanente “lucha por la supervivencia”, en los antiguos talleres Walther, una factoría de armas en el campo.

En septiembre de 2001, el Parlamento de Hamburgo votó unánimemente por un nuevo diseño del memorial. En 2003, la decisión de 1989 de transferir la cárcel a otros terrenos fue completada, y el memorial adoptó una forma de 15 edificios del período en el que el campo aún existía, de modo que Neuengamme se convirtió en uno de los más grandes memoriales de campos de concentración de Alemania.

El 4 de mayo de 2005 se llevó a cabo la inauguración del reformado memorial del campo de concentración de Neuengamme, en el terreno histórico, durante la celebración del 60 aniversario del final de la guerra y la liberación. En el otoño de ese mismo año se clausuró la segunda penitenciaría judicial, que fue trasladada.

Para 2006, el memorial desarrollará un centro de exposiciones, de encuentro y estudio, dedicado a la confrontación con la historia, pero también dirigido al presente y al futuro.

Tres de los subcampos de Neuengamme se han convertido en memoriales públicos en Bullenhuser Damm, Kritenbarg y Suhrenkamp; el primero es un memorial por el asesinato de 20 niños procedentes del campo de Auschwitz que murieron a causa de los experimentos médicos y que fueron asesinados para cubrirlos; el segundo era un puesto exterior de Neuengamme donde mujeres judías del ghetto de Lodz en Polonia fueron obligadas a realizar trabajos de construcción; el tercero está dentro de la penitenciaría de Fuhlsbüttel, que sirvió como campo de concentración contra comunistas, oponentes del régimen, etc., de los que 450 murieron aquí.

Las actividades educativas

El memorial del campo de concentración proyecta regularmente películas, realiza sesiones de discusión con antiguos presos del campo y otros testigos contemporáneos, y lleva a cabo exposiciones especiales. También realiza visitas guiadas, cursos, proyecta actividades escolares y talleres para jóvenes, en el servicio de educación del museo. También, como parte de un programa de visitas turísticas alternativas, la organización juvenil Landesjugendring ofrece visitas en autobús al memorial del campo de concentración de Neuengamme. La biblioteca, archivo y archivo fotográfico sólo se pueden visitar con cita previa.

En mayo de 1995, en conmemoración del 50 aniversario de la liberación, se inauguró una nueva exposición permanente en los antiguos talleres Walther, que muestra un modelo del campo de concentración, el interior de los barracones y muchos objetos auténticos. La historia del campo está dividida en 25 secciones temáticas, y la información básica es provista por una serie de paneles fotográficos y sumarios.

La información más detallada aparecer en archivos temáticos, que muestran documentos originales, dos videotecas con 32 secuencias de películas, un punto de información informática, especialmente referido a los campos satélites, con documentos, fotos y mapas. El núcleo de la exposición son los testimonios orales de los supervivientes, extractos de los cuales se pueden oír en un auditorio.

Un camino de visita lleva a los edificios e instalaciones del antiguo campo de concentración, que aún es parte del centro penitenciario. Al final de ese camino está localizado el centro conmemorativo, inaugurado en 1995, que incluye los nombres de todas las víctimas conocidas del campo de concentración de Neuengamme y sus campos satélite.

Contacto

Jean-Dolidier-Weg 75
21039 Hamburg
www.kz-gedenkstaette-neuengamme.de

volver