topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Alemania
   
Museo de la Marcha de la Muerte Below
Memorial del campo de concentración de Bergen-Belsen
Monumento por los judíos asesinados de Europa (Berlín)
Memorial del campo de concentración de Breitenau
Memorial del campo de concentración de Buchenwald
Memorial del campo de concentración de Dachau
Memorial del campo de concentración de Dora-Mittelbau
Memorial del campo de concentración de Drütte
Museo Memorial de la Prisión de la Gestapo EL-DE Hause
Memorial del parque en Falkensee
Memorial del campo de concentración de Flossenbürg
Memorial del campo de concentración de Fuhlsbüttel
Memorial de la Resistencia alemana
Memorial de Hadamar
Memorial del campo de concentración de Hinzert
Memorial del campo de concentración de Kaltenkirchen
Memorial del campo de concentración de Kochendorf
Memorial del campo de concentración de Ladelund
Memorial del campo de concentración de Leonberg
Centro documental del campo de concentración de Lieberose
Memorial del campo de concentración de Neuengamme
Memorial de Plötzensee
Memorial del campo de concentración de Ravensbrück
Centro documental del Congreso del Partido en Nürnberg
Memorial del campo de concentración Sachsenhausen
Memorial del campo de concentración de Sandhofen
Memorial del campo exterior de Braunschweig-Schillstrasse
Fundación Topografía del Terror
Museo y Memorial Haus der Wannsee-Konferenz
Erinnerungsort Topf & Söhne
Memorial de las víctimas de los asesinatos de “eutanasia” nacionalsocialista
Memorial a los Sinti y Roma asesinados bajo el Nazismo en Marzahn
Memorial a los Sinti y Roma de Europa asesinados bajo el Nacionalsocialismo
Memorial a los homosexuales perseguidos por el Nazismo
Denkmäler Kindertransport
Memorial Andén 17 – Berlín Grunewald
Gedenkstätte Grafeneck
   
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial del campo de concentración de Ladelund


El campo de concentración de Ladelund se encontraba a 20 km al noreste de Niebüll, en la frontera germano-danesa. El campo satélite de Ladelund, del campo de concentración de Neuengamme, existió únicamente durante seis semanas, entre el 1 de noviembre al 16 de diciembre de 1944. Durante ese período, aproximadamente 3.000 personas pasaron por el campo, y 300 prisioneros murieron en Ladelund, una pequeña ciudad en la frontera de Dinamarca. Además, un número indefinido de personas fueron transportados de vuelta al campo de Neuengamme antes de ser asesinados. La tasa de mortalidad del campo de Ladelund fue una de las más altas de los campos satélites.

En 1938, el campo fue construido para 200 hombres que trabajaban en trabajos forestales, igual que en otras zonas, para el Reichsarbeitsdienst (Servicio de Trabajo del Reich). En noviembre e 1944, 2.000 presos de campos de concentración fueron transferidos al campo para construir fosos antitanque, el “Muro Frisio” como era denominado, una operación militarmente inútil para la guerra.

La mayoría de los presos eran holandeses, pero también había numerosos polacos, rusos y personas de otras diez nacionalidades que eran considerados “criminales políticos”, que habían participado en la resistencia contra los poderes ocupantes o que, simplemente, se encontraban en el momento erróneo en el lugar erróneo, y eran tomados como rehenes. La mayoría de los hombres que murieron, fue por malnutrición, enfermedades y palizas; se pasaban el día en agua y barro helado, sin poder cambiarse la ropa mojada, y a menudo eran golpeados por los Kapos. Los presos debían llevar a cabo trabajo esclavo, trabajando once horas diarias.

El campo estaba localizado a unos centenares de metros fuera de la población, y sus habitantes podían oír los gritos de los presos durante la noche.

La tasa de mortalidad era tan elevada que este campo exterior era considerado, en Neuengamme, como un “campo de la muerte”: las raciones eran de hambre, y muchas veces no se repartían, 2.000 presos estaban alojados en unos barracones adecuados para 250 personas (su forma original en 1938), dormían en el suelo o en camastros de madera.

Durante los años de la guerra, la mano de obra esclava fue utilizada en Ladelund y sus alrededores, principalmente en la agricultura. Pero el establecimiento del campo de concentración ayudó a confrontar a la población con la auténtica realidad del Nacionalsocialismo y sus crímenes: diariamente, un granjero de la zona debía llevar los cuerpos de los muertos al cementerio; diariamente se expedían certificados de defunción en el registro, etc. Sin embargo, la principal consecuencia de este enfrentamiento con la realidad nazi fue el miedo y algunos intentos aislados de solidaridad. En las primeras semanas, los presos marchaban siempre a través de la ciudad hacia el trabajo, hasta que el pastor Johannes Meyer (un ferviente nacionalsocialista que lideraba la comunidad protestante), intentó mejorar las condiciones en el campo; su mayor éxito fue conseguir que todos aquellos que muriesen en Ladelund recibiesen una sepultura cristiana y se mantuviesen registros completos de los fallecidos y dónde estaban enterrados.

Los 301 prisioneros muertos en el campo de Ladelund, fueron enterrados en el cementerio de la población, y sus nombres fueron registrados. Sus tumbas se convirtieron en el punto de partida de un trabajo de estudio y reconciliación que ayudó a los supervivientes del campo, así como a sus descendientes.
 
La creación del memorial


Ladelund ha sido considerado oficialmente como un memorial del campo de concentración desde 1950, uno de los más antiguos de la República Federal alemana; 130 presos holandeses del campo y las familias de los fallecidos, junto a presos supervivientes de Francia, Polonia, Holanda, Dinamarca y otros países, visitaron los lugares donde éstos habían sido enterrados, en el Cementerio de Ladelund. El memorial de este campo de concentración ha sido considerado como el memorial más antiguo de Alemania.

Gradualmente, los barracones fueron destruyéndose, hasta que hacia 1970 nada quedaba.

En 1984 se creó una exposición itinerante, y se erigió una piedra memorial en 1985, cerca de los terrenos del campo. En 1989 fue construido un Centro documental con una exposición histórica sobre el campo, junto a una sala audiovisual y un espacio para seminarios.

Desde noviembre de 1990, ha habido una exposición permanente sobre el campo satélite de Ladelund, localizada en un centro de documentación que fue especialmente construido para ese propósito. La exposición se centra en la historia del campo, y en el período anterior y posterior, así como un pequeño espacio que puede ser utilizado como sala de estudio y seminario.

La exposición pretende recordar el destino de los presos, dejando claro cómo pudo aparecer el campo de concentración, cómo se posicionó la población con respecto al mismo, las condiciones de vida de los presos, etc. Sin embargo, la exposición también quiere mostrar el proceso iniciado a partir de 1945, y el acercamiento entre la población de Ladelund y las víctimas.

En mayo-junio de 2002 se creó un centro de estudio juvenil, relacionado con el memorial de Ladelund, y se inauguró una escultura que recuerda el destino de los internos del campo de concentración.

El memorial del campo organiza visitas, conferencias, clases, jornadas de estudio, apoyo para trabajos de investigación, charlas con testigos, exposiciones especiales, etc. Además, el archivo del centro de documentación contiene informes de presos supervivientes y testigos, una corta biografía de los muertos en el campo, y la crónica del Pastor Meyer del año 1944.

Las conmemoraciones anuales y reuniones del Día Nacional de Recuerdo en Ladelund, representa el punto álgido del trabajo de reconciliación y conmemoración.

En el espacio del antiguo campo, cuyos últimos barracones fueron destruidos en 1970, se instaló una piedra conmemorativa, en referencia a la consideración de Ladelund como comando exterior del campo Neuengamme.

Contacto

KZ-Gedenk- und Begegnungsstätte Ladelund
25926 Ladelund
www.kz-gedenkstaette-ladelund.de

volver