topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Polonia
   
Memorial y Cementerio judío de Augustow
Memorial del campo de concentración de Auschwitz
Memorial del campo de concentración de Belzec
Memorial a las Víctimas de los Crímenes Nacionalsocialistas (Bochnia)
Memorial del campo de concentración de Chelmno
Memorial de Czestochowa
Memorial del campo de concentración de Gross-Rosen
Memorial por las Víctimas del Nacionalsocialismo (Kutno)
Memorial del campo de concentración de Majdanek
Museo de los Mártires en Poznan-Zabikowo
Memorial del campo de concentración de Sobibor
Memorial de los Judíos Deportados de Sosnowiec
Memorial del campo de concentración de Stutthof
Memorial del campo de concentración de Treblinka
Memorial del Ghetto de Varsovia
Memorial de la Nueva Sinagoga de Wroclaw
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial de los Judíos Deportados de Sosnowiec


Eficientemente, de acuerdo con la precisión del método de trabajo, los nazis llevaron a cabo el proceso de liquidación del judaísmo europeo, destruyendo una comunidad tras otra. El método era siempre el mismo: confinar a los judíos en ghettos, eliminar cualquier posibilidad de supervivencia, su libertad de movimientos, sus objetos de valor y hacer decrecer la población mediante el transporte a campos de concentración. Aquellos que podían ser utilizados como mano de obra, debían ser enviados a campos de trabajo, mientras que el resto eran eliminados en cámaras de gas.

Sosnowiec no es un ghetto muy conocido, aunque la tragedia de la Shoah se extendió también allí. El 4 de septiembre de 1939, las tropas alemanas entraban en la localidad. La ciudad, que tenía 130.000 habitantes, estaba localizada en la “Provincia de la Alta Silesia”, que se convirtió en parte del Reich alemán. En ese momento, 28.000 judíos de Sosnowiec (22% de la población total) quedaron sujetos a las leyes alemanes que, gradualmente, habían erosionado los derechos de los judíos, desde 1933. Muchos judíos de la ciudad, sabiendo que la ocupación nazi y la deportación eran inminentes, intentaron esconder a sus hijos con otros habitantes de la población.

Durante los primeros días de la guerra, aproximadamente 9.000 judíos huyeron de Sosnowiec y de la cercana Bedzin; entre los fugitivos estaba el rabino Hager. Muchos de estos fugitivos regresaron a sus casas, después de algunos días, mientras el Ejército alemán seguía avanzando rápidamente y cortaba sus rutas de escape hacia el Este.

El mismo día 4 de septiembre se produce el primer ataque a la población judía, y 13 personas son asesinadas; el día 5 son convocados todos los hombres judíos en una plaza, y los soldados alemanes abren fuego contra la multitud, causando numerosas bajas. El 9, la Gran Sinagoga es incendiada. En octubre se crea un Consejo Judío, que incluye a algunos de los principales ciudadanos judíos de la ciudad, mientras que se forma también una policía judía local. El primer transporte se produjo en octubre de 1939, cuando 300 jóvenes fueron enviados a campos de trabajos forzados.

A comienzos de noviembre, 100 judíos de elevada posición de Sosnowiec y Bedzin fueron arrestados como rehenes, para ser intercambiados por el pago de un rescate. Fueron liberados un mes después, a comienzos de diciembre, después del pago del dinero y oro requerido.

A finales de 1939 comenzó el proceso de separar a los judíos de sus posesiones sistemáticamente: los alojamientos fueron vaciados a favor de los alemanes y comenzó la confiscación de todos sus bienes. Una vez que todos los negocios y empresas de la región de Zaglembie estuvieron censados, comenzaron a ser confiscados y se instauró un duro proceso de “arianización”. En 1940 había 2.592 colonos alemanes llegados del Reich a Sosnowiec, para hacerse cargo de esos bienes; en 1942 el número se había incrementado hasta 10.794 (aproximadamente un 10% de la población).

En octubre de 1939 se introdujeron también las primeras regulaciones sobre la obligación de los judíos de trabajar como mano de obra forzosa: los hombres menores de 55 años fueron obligados a trabajar dos días a la semana. En noviembre se introdujeron nuevas reglamentaciones, incluyendo la obligación de llevar un brazalete blanco con una Estrella de David azul en él.

Desde 1940, Moshe Merin dirigió la “Oficina Superior del Consejo Judío de Ancianos de Alta Silesia”, la organización que abarcaba Sosnowiec y 45 comunidades judías regionales. El Consejo Judío de Sosnowiec queda integrado dentro de este abanico de organizaciones. Siguiendo órdenes de la administración alemana, esta oficina organizaba contingentes de trabajadores forzosos judíos para las factorías locales y los campos de trabajo de la zona.

El primer Judenrat tenía 7 departamentos (bienestar, salud, legal, financiero, laboral, recursos y administración). Con la llegada de refugiados desde Silesia, el departamento de bienestar abrió cocinas públicas y almacenes de ropa; el departamento de salud era responsable del mantenimiento del hospital, el único de la zona de Zaglembie que atendía a judíos; el departamento laboral organizaba el trabajo forzoso.

El Zentrale Judenrat supervisaba el trabajo de los diferentes Judenrat locales y regionales, les ayudaba financieramente y dirigía el trabajo de los mismos. Cuando Merin fue nombrado para dirigier el Zentrale, su hermano Chaim fue nombrado jefe del Judenrat local en Sosnowiec.

A finales de 1939 también se creó una fuerza de policía judía en Sosnowiec. En 1941 estaba bajo el control de la fuerza de policía central del Zentrale, que incluía unos 200 hombres, que llevaban un brazalete amarillo y blanco.

En 1941 se produjeron las primeras deportaciones hacia los campos de trabajos forzosos. Mientras tanto se estaba llevando a cabo la liquidación de las comunidades más pequeñas; una gran parte de esta población fue liquidada en el sitio, mientras que una proporción también era empleada como mano de obra y enviada a Sosnowiec y Bedzin. En marzo de 1941, 6.500 judíos fueron deportados de sus ciudades a Auschwitz, con la ayuda de la policía judía de Sosnowiec y Bedzin.

En 1940, el número de judíos de Sosnowiec era de 22.407, y un año después el número había crecido hasta 24.249. El plan original de las SS era deportar a todos los judíos de la región al Gobierno General, ya que Silesia debía ser anexionada al Reich alemán. Sin embargo, el plan no pudo realizarse debido a la resistencia de Hans Frank, Gobernador General a absorber a cientos de miles de judíos en su jurisdicción. Por tanto, si debían permanecer en la zona de Zaglembie, debía aplicarse un mecanismo para la utilización de los judíos como mano de obra.

De acuerdo con las instrucciones de la Gestapo, el Judenrat creó un campo de trabajo, proporcionando cada día contingentes de trabajadores que eran empleados en la limpieza de las calles, trabajos en los ferrocarriles, cargando y descargando trenes, etc. En octubre llegó el primer contingente de trabajo, de 500 jóvenes, y a finales del otoño el número de trabajadores era de más de 2.800 personas. Las condiciones de trabajo en estos campos eran terribles, con jornadas de 12 horas, con castigos y golpes regulares y condiciones alimenticias penosas.

Una forma de evitar ser enviado a un campo de trabajo era conseguir un empleo en los talleres fundados en Sosnowiec desde la primavera de 1941: sastres, peleteros, carpinteros, etc., fueron empleados en esos talleres. Dirigidos directamente por alemanes, se expandieron entre 1941-1942, debido a las crecientes actividades militares en el frente oriental y la creciente demanda de productos de ropa y calzado.

La aniquilación de los judíos de la zona de Zaglembie se llevó a cabo en diferentes etapas. En la etapa inicial, los alemanes aplicaron el sistema de “selección controlada”: personas incapaces de trabajar fueron enviadas a los campos de exterminio, mientras que mantenían con vida a aquellos que podían servir a la economía de guerra alemana. Desde mayo a agosto de 1942, las SS deportaron a unos 11.500 niños, ancianos y enfermos incapaces de trabajar, hacia el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Entre mayo y junio, aproximadamente el 10% de la población judía de Sosnowiec fue deportada. En agosto de 1942 se llevó a cabo lo que, posteriormente, se conocería como la Gran Deportación de los judíos de Sosnowiec. Durante tres días, más de 4.000 judíos fueron enviados desde Sosnowiec hasta Auschwitz.

Poco después, en octubre de 1942, las SS crearon el ghetto judío en Srodula, un suburbio de Sosnowiec, y la población judía fue “reasentada” en el interior del mismo. La intención era explotar esta mano de obra, aunque pronto se tomó la decisión de liquidar todos los ghettos. En marzo de 1943 fue completado el “reasentamiento” de 14.000 judíos de Sosnowiec y de 6.000 judíos refugiados.

El 21 de junio de 1943, Moshe Merin y muchos de sus colaboradores fueron deportados a Auschwitz. Entre el 1 y el 16 de agosto, 15.000 judíos de Sosnowiec y ciudades cercanas fueron deportados al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Aproximadamente 400 judíos que intentaron resistirse o escapar fueron fusilados.

Después de la deportación de agosto de 1943, aún quedaban judíos en los campos de trabajo en Sosnowiec y Bedzin, empleados en la retirada de los cuerpos de las calles y la limpieza de las casas, además de la última confiscación de los bienes de los deportados. En diciembre de ese año, 800 de ellos fueron enviados a Auschwitz, y en enero de 1944, los últimos 400 judíos sufrieron el mismo destino.

Después de la guerra, en 1945-1946, aproximadamente 700 judíos volvieron a Sosnowiec, pero casi todos ellos emigraron poco después, debido al creciente violento antisemitismo que apareció en Polonia.
 

La creación del memorial


Actualmente, dos memoriales recuerdan a la población judía de Sosnowiec y sus alrededores.

En 1963, la administración municipal de Sosnowiec erigió un memorial en el cementerio judío.

En 1985, el parlamento de la ciudad preparó un memorial en el lugar donde se encontraba el antiguo ghetto.

La trama central de la historia “Maus”, de Art Spiegelman, se basa, metafóricamente pero al mismo tiempo realmente, en esta población y la situación que vivieron sus habitantes judíos. El autor, a su vez uno de los niños supervivientes, explica la historia de los judíos de la ciudad, desde el punto de vista de lo que sucedió con sus propios familiares.

Contacto

Pomniki poswiecone pamieci Zydow deportowanych z Sosnowca
41-200 Sosnowiec

Dirección postal
ul. Chemiczna 12
41-205 Sosnowiec
http://www.muzeum.com.pl

volver