topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Polonia
   
Memorial y Cementerio judío de Augustow
Memorial del campo de concentración de Auschwitz
Memorial del campo de concentración de Belzec
Memorial a las Víctimas de los Crímenes Nacionalsocialistas (Bochnia)
Memorial del campo de concentración de Chelmno
Memorial de Czestochowa
Memorial del campo de concentración de Gross-Rosen
Memorial por las Víctimas del Nacionalsocialismo (Kutno)
Memorial del campo de concentración de Majdanek
Museo de los Mártires en Poznan-Zabikowo
Memorial del campo de concentración de Sobibor
Memorial de los Judíos Deportados de Sosnowiec
Memorial del campo de concentración de Stutthof
Memorial del campo de concentración de Treblinka
Memorial del Ghetto de Varsovia
Memorial de la Nueva Sinagoga de Wroclaw
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial por las víctimas del Nacionalsocialismo (Kutno)


Antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, aproximadamente 6.700 judíos vivían en Kutno, en el distrito de Lodz, constituyendo más del 25% de la población total de la ciudad.

Después del ataque a Polonia, el Ejército alemán llegó a la ciudad de Kutno el 15 de septiembre de 1939. La región fue posteriormente incorporada al Reich alemán, como “Reichsgau Wartheland”. Durante los primeros meses de la ocupación, la sinagoga fue destruida, y muchos judíos fueron obligados a realizar trabajos forzosos. En noviembre de ese año fue nombrado un Judenrat, aunque el ghetto no fue oficialmente establecido hasta junio de 1940. Antes de eso, la población judía se incrementó notablemente, por el constante flujo de refugiados judíos de las áreas periféricas.

Después de que la administración civil de los territorios ocupados se hiciese cargo de las zonas de administración militar, en octubre de 1939, comenzó a organizarse el trabajo forzoso. En diciembre, el gobierno local de Kutno ordenó que todos los judíos entre 16 y 60 años debían llevar a cabo trabajos forzosos dos días a la semana; esta norma comenzó a aplicarse en enero de 1940, y también se aplicó a las mujeres entre 18 y 25 años. Las autoridades militares y civiles alemanas llevaron a cabo asaltos en las calles y forzaban a la población judía a diferentes tipos de trabajos. Esos asaltos no sólo tenían el objeto del trabajo forzoso, sino también para divertirse de los judíos, haciéndolos limpiar las calles, etc.

Las autoridades de ocupación no limitaron el trabajo forzoso a la zona local, sino que también deportaron judíos a campos de trabajo en la zona y, en mayor extensión, a la zona de Posen. Las deportaciones a campos de trabajo sólo asumieron una forma masiva a partir de mediados de 1941, cuando los judíos de Kutno fueron confinados en el ghetto. La mayoría de ellos fueron empleados en la construcción de la autopista entre Posen y Frankfurt. Un numeroso grupo de judíos de Kutno fueron enviados a campos en la Alta Silesia, especialmente a trabajar en las minas de carbón.

Durante la existencia del ghetto de Kutno, contingentes diarios de 50 trabajadores forzosos fueron reclutados entre los más pobres, muchos de ellos refugiados de otras ciudades. El Judenrat pagaba a los trabajadores 1 RM por día, y los fondos eran empleados para pagar a los más débiles, que así podían quedar exentos de los trabajos forzosos.

Además de los trabajos forzosos, los judíos de Kutno fueron sometidos a un constante proceso de “arianización”, que permitió el robo de todos sus bienes. Además, las autoridades alemanas impusieron contribuciones a los judíos, tanto en dinero como en especias; por ejemplo, solicitaron 15.000 RM de la comunidad judía, para renovar y amueblar la casa del jefe local de la Gestapo.

Del total de 27.000 habitantes de Kutno, unos 6.700 eran judíos. A mediados de junio de 1940 fue creado un ghetto, oficialmente denominado “Judenlager Konstanja”, en los terrenos de la antigua refinería de azúcar “Konstancja”, que había sido bombardeada, obligando a muchos de los recién llegados a vivir al aire libre. La zona fue rodeada con alambradas y torres de vigilancia, ocupadas por la policía alemana local (Schutzpolizei). Gracias a la eficiente organización del mercado negro, los presos del ghetto pudieron preservar una apariencia de normalidad, excepto por las terribles condiciones de vida. Sin embargo, esta situación acabó cuando la Gestapo tuvo constancia de la existencia de este mercado negro, con el reemplazo de la policía judía por unidades militares alemanas.

Las instrucciones para establecer el ghetto de Kutno se dieron en junio de 1940, es decir, relativamente pronto. Además, en este caso particular, los alemanes ni siquiera intentaron mantener las apariencias, sino que describieron el ghetto, ya en su fase inicial, como un campo para judíos. Las malas condiciones de vida en el ghetto sólo tenían un objetivo: la lenta eliminación biológica de la población judía. Los judíos de Kutno se encontraron en la peor situación de todas las comunidades en los territorios polacos ocupados por los alemanes: en ningún otro ghetto del Warthegau las condiciones de vida fueron tan trágicas como en el “Judenlager Konstancja”.

Las condiciones de vida fueron catastróficas para los aproximadamente 7.000 habitantes judíos de Kutno y sus alrededores. Cientos de ellos murieron de hambre y enfermedades. La administración del ghetto, tenía sus poderes seriamente limitados, se centraba en el Judenrat, un departamento de trabajos forzosos y la policía judía.

A pesar de la constante represión, hasta mediados de 1940 la situación de la población judía de Kutno aún parecía mucho mejor que en otras muchas ciudades de los territorios anexionados. La razón principal es que los judíos no fueron deportados o “reasentados” en el Gobierno General, que entre septiembre y diciembre de 1939 había absorbido a más de 140.000 personas del Warthegau. Hasta enero de 1941, la vida religiosa de los judíos en Kutno no había cambiado realmente, a pesar de que los alemanes habían prohibido sus rituales, éstos continuaron en secreto y nunca fue denunciada esta situación.

A mediados de 1941 se produjo una epidemia que llevó a la clausura del ghetto, aunque se producen cientos de muertos por hambre y enfermedades. Las raciones de comida fueron constantemente reducidas; en el período final, la ración de pan del ghetto era de 100 gramos al día por persona.

Finalmente, el 19 de marzo de 1942, las SS deportaron a la mayoría de los habitantes del ghetto al campo de exterminio de Chelmno, a unos 60 kilómetros del ghetto, donde fueron asesinados con gas. Aproximadamente 6.000 personas fueron asesinadas en ese campo, en los camiones de gas. La liquidación del ghetto quedó completada el 26 de marzo.

Apenas unos 50 supervivientes regresaron a Kutno, en octubre de 1945, pero poco después abandonaron la ciudad, debido a la atmósfera anti-judía que se desarrolló en la misma.
 

La creación del memorial


En los últimos años ha aparecido material visual raro e inusual sobre el ghetto de Kutno, uno de los ghettos menos conocidos de Polonia. Entre otras cosas, fotografías en color del ghetto fueron descubiertas en los archivos alemanes y norteamericanos, así como una película original realizada por los alemanes en el ghetto. Copias de esos materiales fueron adquiridas por los archivos de Yad Vashem, y mientras eran investigados se encontró una colección desconocida de fotografías entre las viejas colecciones de Yad Vashem.

En 1993, la “Sociedad de Amigos de la Región de Kutno” estableció una piedra memorial y una placa por las víctimas del Nacionalsocialismo. El memorial está dedicado a la antigua sinagoga, que fue destruida durante la guerra.

La placa, en recuerdo de los judíos asesinados en el ghetto de Kutno y en el campo de exterminio de Chelmno.

En los últimos años ha sido descubierto material visual raro e inusual, en referencia al ghetto de Kutno, sobre todo en los archivos de Alemania y los Estados Unidos, sobre todo fotografías del ghetto.

Contacto

Tablica pamiatkowa i kamien pamiatkowy dla ofiar hitleryzmu
Memorial: ul. Barlickiego
Placa: ul. Mickieziwcza 100
99-300 Kutno

volver