topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Polonia
   
Memorial y Cementerio judío de Augustow
Memorial del campo de concentración de Auschwitz
Memorial del campo de concentración de Belzec
Memorial a las Víctimas de los Crímenes Nacionalsocialistas (Bochnia)
Memorial del campo de concentración de Chelmno
Memorial de Czestochowa
Memorial del campo de concentración de Gross-Rosen
Memorial por las Víctimas del Nacionalsocialismo (Kutno)
Memorial del campo de concentración de Majdanek
Museo de los Mártires en Poznan-Zabikowo
Memorial del campo de concentración de Sobibor
Memorial de los Judíos Deportados de Sosnowiec
Memorial del campo de concentración de Stutthof
Memorial del campo de concentración de Treblinka
Memorial del Ghetto de Varsovia
Memorial de la Nueva Sinagoga de Wroclaw
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial del campo de concentración de Majdanek


De los seis campos de exterminio construidos por los nazis en Polonia para eliminar a los judíos y otros “indeseables”, poco se conoce del campo de Majdanek, a pesar de que estaba en buenas condiciones cuando las tropas soviéticas llegaron allí, inmediatamente después de la evacuación de los nazis, en julio de 1944. Aunque la estructura de madera que lo rodeaba había sido destruida, el crematorio y el resto del campo estaban intactos, incluyendo una montaña de restos humanos.

El campo de exterminio de Majdanek, en contraste con el resto de campos de este tipo, como Treblinka, que estaba situado en una remota zona boscosa, se encontraba en una zona urbana de cierta importancia, a 4 kilómetros del centro de la ciudad de Lublin. Se trata de una zona relativamente plana que puede observarse desde todas partes: su situación no podía ser más pública y accesible, en una zona totalmente abierta. No había ninguna zona de seguridad establecida alrededor del campo, como en Birkenau, no había un muro como en Dachau y no había ninguna protección natural como en Treblinka. Además, como Majdanek no tenía estación ferroviaria, los presos llegaban a la estación de Lublin, y llegaban al campo en camiones.

El campo de concentración erigido en las cercanías de Lublin, comúnmente denominado Majdanek, fue el segundo campo nacionalsocialista más grande de este tipo en Europa, después de Auschwitz. Durante una visita a Lublin, en la segunda mitad de 1941, Heinrich Himmler, Reichsführer SS y Jefe de la Policía alemana, decidió que era necesario crear un campo en esta zona. La idea de Himmler era crear un campo para 25.000-50.000 presos, que fuesen explotados económicamente por las SS en proyectos de construcción.

Himmler encargó a Odilo Globocnik, con la tarea de construcción. El primer nombre oficial del campo fue Kriegsgefangenenlager der Waffen SS Lublin (campo de prisioneros de guerra de las SS); posteriormente el nombre cambió a Konzentrationslager der Waffen SS (campo de concentración de las SS). En realidad, el campo fue utilizado para otros muchos propósitos, sirviendo al mismo tiempo como campo de concentración, campo de prisioneros de guerra y campo de tránsito para judíos.

Majdanek fue construido en julio de 1941 como campo de concentración, cerca de la ciudad polaca de Lublin. Los primeros 2.000 presos llegaron en octubre de ese año, principalmente prisioneros de guerra soviéticos. El campo estaba localizado en la parte sur-oriental de los suburbios de Lublin, cerca de la ruta entre esa ciudad y Lvov. Esta localización fue considerada por motivaciones meramente económicas y políticas, siguiendo los planes nacionalsocialistas para la región.

De acuerdo con esos planes, a corto plazo, los presos debían ser utilizados como mano de obra forzosa. A largo plazo, Majdanek debía llegar a albergar a más de 250.000 presos al mismo tiempo, pero las derrotas militares provocaron que los nazis tuvieran que restringir sus planes de expansión. Finalmente, el campo llegó a tener 270 hectáreas de superficie e incluía barracones para presos, edificios administrativos y de producción, talleres, almacenes e instalaciones para llevar a cabo el exterminio (cámaras de gas, crematorios), además de alambradas, torres de vigilancia, etc. La parte central del campo incluía los barracones de los presos, situados en cinco áreas de prisioneros. Los barracones podían llegar a alojar hasta 25.000 presos al mismo tiempo.

El campo, que estuvo operativo entre octubre de 1941 y julio de 1944, estaba bajo la supervisión de las autoridades locales de las SS y la Inspección de los Campos de Concentración, parte de la Oficina Principal de Economía y Administración de las SS, bajo el mando de Oswald Pohl. La dirección efectiva del campo fue encargada al Komandant, elegido entre los oficiales superiores de las SS.

Desde el otoño de 1942 a finales de 1943, el campo de concentración fue utilizado también como centro de exterminio, bajo el mando del Jefe de las SS y de la Policía del distrito de Lublin, Odilo Globocnik.

El 14 de julio de 1942 se produjo un intento de fuga de aproximadamente 200 prisioneros de guerra soviéticos, la mitad de los cuales nunca fueron capturados y que pasaron a formar parte de unidades de partisanos, hasta el final de la guerra. Este tipo de acontecimientos se dieron también en Treblinka y Sobibor, además del levantamiento del Sonderkommando de Auschwitz, que consiguió destruir uno de los edificios del crematorio.

En este campo había siete cámaras de gas, donde fueron asesinados principalmente judíos, con monóxido de carbono y gas venenoso Zyklon B. Además, los presos judíos y polacos fueron asesinados en operaciones de fusilamiento masivo: sólo el 3 de noviembre de 1943, las SS fusilaron a unos 18.000 judíos, como parte de la “Aktion Erntefest” (operación festival de la cosecha). Los muertos eran quemados en piras y en el crematorio.

La expansión del campo fue constante. Para el otoño de 1943, cuando fue completado, estaba dividido en seis secciones: campo de mujeres, un hospital para el uso de los colaboradores soviéticos, una sección para prisioneros políticos hombres y judíos de Varsovia y Bialystok, una sección para prisioneros políticos hombres, prisioneros de guerra y rehenes civiles, un hospital masculino y una zona (que nunca estuvo concluida) que intentaba incluir nuevos barracones para las SS, factorías y más cámaras de gas y crematorios.

Debido al constante incremento del número de presos, en Majdanek, de forma similar a Auschwitz, se fueron realizando selecciones regulares, que con el tiempo se convirtieron en actividades rutinarias del campo. La mayoría de las veces se seleccionaba a los judíos incapaces de trabajar aunque, con el tiempo, pasaron a ser indistintamente judíos y no judíos.

El número total de víctimas se sitúa entre 170.000 y 235.000 personas; aproximadamente la mitad de ellas murieron de hambre y enfermedades. Las víctimas incluían polacos, prisioneros de guerra soviéticos y entre 40.000 y 60.000 judíos, procedentes de Holanda, Bélgica, Francia, Grecia y los distritos polacos de Lublin y Bialystok.

La escasez de fuentes documentales no nos permite establecer el número exacto de prisioneros del campo y de víctimas. Se ha estimado que, en total, más de 300.000 personas pasaron por el campo, de 50 nacionalidades diferentes. La mayoría de los presos eran judíos (más del 40%) y polacos (aproximadamente el 35%). Otras nacionalidades importantes fueron los bielorrusos, ucranianos, rutenos, alemanes, austriacos, franceses, italianos y holandeses.

La composición por edades de los grupos de presos era muy diversa. La mayoría de los presos (aproximadamente el 70%) eran hombres y mujeres jóvenes, entre 20-25 años. Si se compara con otros campos de concentración, podemos ver que Majdanek tuvo el porcentaje más elevado de niños de hasta 15 años (un 6%), mientras que los más pequeños se situaban en el 1.1%.

Los presos de Majdanek representaban diferentes religiones, ideas políticas, profesiones y estatus social. Junto a las personas deportadas por motivos raciales, el segundo gran grupo fue el compuesto por los miembros de los movimientos de resistencia. La otra característica del campo era que muchos de los internos eran agricultores.

En la primavera de 1944, la contraofensiva soviética fue tan exitosa que se ordenó la evacuación de Majdanek, que comenzó en marzo, aunque fue frenada a mediados de abril, cuando parecía que la contraofensiva se había frenado. Pocas semanas después, el campo fue bombardeado por la aviación soviética, con lo que se ordenó reanudar la evacuación. En julio de 1944, el conjunto del complejo fue limpiado y parcialmente destruido. El 23 de ese mismo mes, Majdanek fue el primer campo de concentración nacionalsocialista que fue liberado por el Ejército Rojo. En el campo sólo encontraron unos 500 internos enfermos. Un mes después, las autoridades militares soviéticas invitaban a la prensa para mostrar las evidencias de los crímenes de guerra nazis.
 

La creación del memorial


La población de Lublin ha crecido tanto, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, de modo que el antiguo campo de concentración ha quedado dentro de los límites de la ciudad, como un parque municipal, excepto por su desdichado origen.

En el otoño de 1944 había ya en el campo un museo, cubriendo una tercera parte la zona del antiguo campo, y se erigía el primer monumento conmemorativo.

Un decreto del Parlamento Polaco, de 1947 convertía el museo de Majdanek en un museo estatal. Mientras tanto, el museo había sido ampliado y remodelado extensamente.

El objetivo básico del museo consiste en la preservación y mantenimiento de los objetos que quedan del campo, recolección, estudio científico y publicación de materiales de la historia del campo y de sus subcampos, y sobre la región de Lublin durante la Segunda Guerra Mundial, debido al importante papel que esta región tuvo en los planes económicos de la Alemania nazi.

Estos objetivos son perseguidos por los diferentes departamentos del museo, que incluye un departamento de archivo, exposiciones, científico, educativo, de preservación, seguridad del museo, económico-financiero, de administración y dirección.

Durante el régimen comunista, hasta 1989, todos los ciudadanos polacos eran animados a visitar el antiguo campo de concentración en visitas de grupo guiadas, como parte de su adoctrinamiento. Las visitas escolares recibían una versión censurada, dejando de lado algunos detalles como la invasión rusa de Polonia, en 1920 y 1939, pero enfatizando los crímenes nacionalsocialistas.

El museo coopera con muchas asociaciones, científicos, educadores y artistas, tanto polacos como extranjeros, y se mantiene en estrecho contacto con museos, memoriales e instituciones de características similares en Polonia, Alemania, República Checa, Francia, Holanda, Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel. A través de diferentes actividades, el museo se centra en la educación por la paz, la historia, la compasión, la tolerancia y el respeto por las diferentes ideologías.

Según la guía del Museo Estatal de Majdanek, el ánimo del memorial tiene tres aspectos: preservar los edificios como evidencia material de los crímenes cometidos; analizar los hechos de esos crímenes; y analizar hechos presentes para el público. Sin embargo, como queda claro, las ruinas son evidencias materiales no sólo de esos crímenes, sino también de las razones del Estado para recordarlos.

En Majdanek, esos objetos nos explican la historia de los liberadores soviéticos del campo, configurada en una interpretación reflexivamente marxista de la guerra y de sus víctimas. Como resultado, las víctimas judías de Majdanek son asimiladas de dos formas: una en la memoria del sufrimiento nacional polaco, y desde el punto de vista de la ceguera a la identidad étnica de las víctimas. En Majdanek, donde los judíos constituían aproximadamente cuatro quintas partes de las 350.000 víctimas asesinadas, el memorial los considera dentro de otros grupos de perseguidos, incluyendo polacos, comunistas y prisioneros de guerra soviéticos.

Los barracones han sido reconvertidos para alojar exposiciones individuales que explican la preservación de las ruinas. El primer barracón está dedicado a una exposición referida al Nacionalsocialismo durante los años 1933-1942: Hitler sólo hizo el trabajo sucio de los grandes industriales, el fascismo fue sólo una forma de monopolio capitalista, y el campo mismo es representado como una forma de industria, alimentada por la sangre de los presos trabajadores.

Subsumida dentro de una crítica económica del campo, el asesinato de judíos es sumergido nuevamente en las identidades nacionales de las víctimas en los siguientes barracones, que alojan una exposición de los presos. “Los polacos constituyeron el grupo más numeroso y casi todos ellos eran prisioneros políticos”, según señala la guía del campo. “Judíos y ciudadanos de diversos estados considerados descendientes de judíos, constituyeron el siguiente grupo más grande. Fueron internados en el campo por motivos raciales”.

La exposición sobre el genocidio en Majdanek, que comienza con numerosos paneles dedicados al destino judío aquí y en otros campos, describe a los judíos como la principal de las muchas víctimas de los planes genocidas nazis. Aunque muchos de estos presos fueron designados por los alemanes como judíos polacos, cada panel de la exposición está señalado con un triángulo rojo, que denota persecución política, no racial. Una vez introducido el proceso de exterminio en Majdanek con sus primeras víctimas, los judíos, la exposición finaliza con un panel que ilustra el exterminio potencial de los polacos.

Dada la propia experiencia polaca durante la guerra y su auto-consideración como la primera víctima nacional de los alemanes, el memorial se intercambia entre víctimas polacas y judías. De hecho, los polacos no intentan eliminar la memoria judía, sino considerar las experiencias judías a través de su propio recuerdo del pasado: los centros de asesinato en Polonia habían empezado con los judíos, y acabarían con los polacos. El asesinato masivo de judíos se convirtió en un elemento significativo de la memoria polaca, principalmente como una figura memorial de la propia devastación de los polacos.

Las reliquias de la destrucción no sólo comprenden el núcleo de la exposición del museo en los campos memoriales, sino que estos restos también están integrados en los monumentos erigidos, tanto como elementos materiales como en motivos estilísticos. En Majdanek, el escultor Wiktor Tolkin propuso un monumento en dos partes: una un mausoleo que contenía las cenizas de las víctimas; la otra un monumento gigante, de forma abstracta casi prehistórica.

Dedicado el 1 de septiembre de 1969, el 30 aniversario de la invasión alemana a Polonia. En su diseño, el enorme peso de la memoria en Majdanek está en una base proporcionalmente infradimensionada, que crea un sentido de gran peso, incluso de peligro, para aquellos que se encuentran bajo el monumento.

Desde la calle principal procedente de Lublin, nos acercamos al monumento a través de la “puerta del infierno”, antes de descender a un valle de la muerte simbólico. Ásperas piedras a ambos lados, como si ascendiésemos del valle a la base del monumento. Más allá de esa piedra, encontramos una carretera recta, de una milla de largo, un campo abierto a la izquierda, barracones a la derecha. En la distancia, al final de la carretera, podemos ver una gran cúpula que cubre el mausoleo de cenizas y a su derecha un edificio con una alta chimenea: el complejo del crematorio y la cámara de gas.

Inmediatamente después de la liberación del campo, la población de Lublin conservó muchas toneladas de cenizas en una gran pila cerca del crematorio, donde se mantuvieron hasta que fue construido el monumento de Tolkin para contenerlas. En su alusión a la costumbre eslava de conservar los restos incinerados en urnas, ese monumento se convierte en un cementerio polaco de las víctimas.

El archivo

El Departamento de Archivo recoge, preserva y hace disponible los documentos referidos al campo de concentración de Majdanek y la represión en el área de Lublin. También proporciona información sobre las colecciones del museo y proporciona certificados para los antiguos internos del campo.

Una gran parte de los documentos fueron destruidos y, por eso, el museo intenta ampliar su colección mediante la recogida de informes y memorias de los antiguos presos. La siguiente documentación (fragmentaria) es la que ha sobrevivido hasta la actualidad: órdenes del cuartel general, documentos sobre el número de presos, archivos financieros, archivos sobre ropa, listas de comandos de trabajo, libro de muertos, correspondencia sobre el Zyklon B, correspondencia sobre las confiscaciones de bienes de los presos, cartas de transportes, notificaciones de transportes, archivos personales de los presos y del personal, documentos sobre la construcción del campo, documentos privados de los presos, documentos de la prisión del Castillo de Lublin, memorias e informes de los presos, fotografías y fotocopias de material sobre el campo, copias de los procesos judiciales del personal del campo, colección de fotografías (más de 11.000), etc.

El archivo tiene una sección en la que las fuentes son procesadas por medios informáticos, creando una base de datos que incluye los nombres de los presos y la información referente a cada sujeto. Estos archivos materiales están a disposición de los investigadores, estudiantes y profesores.

Las exposiciones

El museo posee más de 294.000 objetos que son utilizados para las exposiciones históricas, y cuyo cuidado está a cargo del Departamento de exposiciones del museo: ropa de los presos, objetos personales robados a los presos (gafas, llaves, cepillos), zapatos de madera del campo, elementos relacionados con la vida diaria en el campo y en el trabajo, objetos de culto religioso, etc. Todos estos objetos son prestados para exposiciones temporales a otros memoriales, tanto en Polonia como en el extranjero.

El museo posee también una extensa colección de arte moderno, centrado en temas anti-bélicos y la represión. La colección fue creada como resultado de diferentes concursos de arte que tienen lugar cada tres años. También tiene colecciones de carteles, fotografías artísticas, dibujos infantiles, arte popular, etc.

La exposición histórica “Majdanek en el sistema de campos de concentración”, está localizada en 9 de los edificios históricos del campo, incluyendo los barracones de baño, las cámaras de gas, el campo de prisioneros III, el antiguo almacén y el crematorio. En los barracones 43 y 44 se pueden ver exposiciones de fotografías de miembros de las SS y prisioneros, objetos del campo y de los presos, documentación sobre la construcción del campo, transportes, trabajo, actividades de los presos y evacuación del campo. En el barracón 45 hay un modelo de Majdanek; en el 52 están los zapatos que se quitó a los judíos durante la Aktion Reinhard. En el campo III se muestran las condiciones de vida que tenían que sufrir los presos.

Investigación y publicación

El Departamento Científico del Museo Estatal de Majdanek está a cargo del trabajo de investigación y de publicaciones. Los estudios de investigación están centrados principalmente en la historia del campo y en la ocupación nazi en la región de Lublin. El departamento también se ocupa de la educación en el memorial y los problemas de enfrentarse al pasado nazi.

El museo publica diferentes publicaciones periódicas y tiene otra colección de monografías sobre temas relacionados con el campo de Majdanek, la ocupación nazi en la región de Lublin y diferentes aspectos de la Segunda Guerra Mundial. Los resultados de estas investigaciones son publicados también en otras publicaciones y son presentados en seminarios y conferencias.

El compendio básico sobre la historia de Majdanek es la obra de Josef Marszalek, titulada “Majdanek Concentration Camp in Lublin”, publicada en 1987. Otro elemento básico es la monografía “Majdanek 1941-1944”, editada por Tadeusz Mencel y publicada en 1991.

Junto a todo este material, el museo también publica las memorias e informes de los antiguos presos del campo de Majdanek, materiales históricos, materiales sobre conferencias organizadas por el museo y publicaciones referidas al trabajo del museo. En los próximos años, el programa de investigación y publicación se centrará en dos elementos básicos: en primer lugar, la continuación y ampliación de la investigación sobre Majdanek, principalmente porque se han descubierto materiales de archivo y legales procedentes del extranjero; en segundo, en la creación de una teoría y práctica de la educación histórica en el museo del memorial.

El Departamento Científico dispone de una biblioteca con más de 13.000 volúmenes, junto a una colección única de 2.685 libros procedente de la biblioteca de las SS en el campo. También existe una sección de prensa especializada.

El Departamento Educativo

La historia del campo y el destino de los presos están presentes en la exposición permanente “Majdanek en el sistema de campos de concentración”, que también muestra a los perpetradores de la tragedia, los miembros de las SS. Está ilustrada con materiales del archivo (pinturas, copias de documentos, ropas de los presos, herramientas, objetos usados en la vida diaria del campo, creaciones artísticas, etc.). La exposición está apoyada con mapas y explicaciones.

Se encuentra localizada en los barracones 43-45 y 52, e incluye también edificios como los baños y las cámaras de gas, el crematorio y los barracones de presos en la zona III, donde se recrean las condiciones de vida de los presos. En el barracón 47, los visitantes pueden ver una instalación artística multimedia preparada en conmemoración del 55 aniversario de la liberación del campo; se trata de un homenaje a las víctimas del campo y un aviso sobre las amenazas al mundo moderno.

Además, el museo ofrece los siguientes programas educativos: visitas guiadas, lecciones para estudiantes, seminarios para profesores y estudiantes, talleres históricos, reuniones con antiguos prisioneros, proyección de documentales, préstamo de materiales educativos, etc.

Las actividades pedagógicas del Museo Estatal de Majdanek se refieren a la pedagogía del recuerdo y la conmemoración, que reclama una relación más activa con la historia. Las formas más habituales de llevar a cabo estas actividades son las jornadas de estudio, los talleres históricos y los programes educativos con otros museos y sitios memoriales.

En todas estas actividades, los profesores y grupos de tutores juegan un papel esencial para preparar, llevar a cabo y extraer conclusiones de los programas educativos. Su participación activa debería referirse a proveer a los participantes con conocimientos antes de la visita al museo, discutiendo y planificando el curso con el Departamento Educativo, ajustando el programa de visita a los intereses y expectativas de los estudiantes, y analizando las respuestas intelectuales y emocionales tras la visita.

Departamento de Preservación y Administración

Está a cargo de la preservación y mantenimiento de los edificios que forman el conjunto del museo, especialmente los edificios de madera, las alambradas, la red de carreteras, los monumentos y el mausoleo.

Contacto

State Museum at Majdanek
Droga M?czenników Majdanka 67
20-325 Lublin
http://majdanek.pl/index.php
 

volver