topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Austria
 
Memorial del campo de concentración Mauthausen
Memorial del campo de concentración de Ebensee
Memorial de la Shoah en la Judenplatz de Viena
Castillo de Hartheim – Centro de Recuerdo y Educación
Memorial por las víctimas de la tiranía nacionalsocialista
Monumento contra la guerra y el Fascismo de Viena
Memorial del campo de concentración de Gusen
Memorial de Kreuzstadl
Memorial del campo gitano de Lackenbach
Nacionalsocialismo y Holocausto: Recuerdo y Presente
Memorial del campo de concentración de Weyer
Monumento por los luchadores austriacos en España
Memorial del campo de concentración de Loibl
 
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial por las víctimas de la tiranía nacionalsocialista


El cuartel general de la Gestapo vienesa estuvo localizado en el antiguo Hotel Metropol, en la Morzinplatz de Viena, entre 1938 y 1945.

El hotel fue construido para la Exposición Mundial de Viena, en 1871, y tras el Anschluss de marzo de 1938, fue confiscado por la Gestapo para servir de cuartel general a todos sus servicios en Viena y, por extensión, en Austria. Los prisioneros, especialmente los judíos, eran llevados al hotel para ser interrogados, torturados y asesinados.

Cuando los nazis tomaron el poder en Austria, en marzo de 1938, Heinrich Himmler, como Reichsführer SS y Jefe de la Policía alemana en el Ministerio del Interior del Reich se convirtió en uno de los principales organizadores del terror nazi. Himmler llegó a Viena el 12 de marzo, con su personal de los servicios de seguridad (SD) y de la policía política (Gestapo) que comenzó la persecución de los oponentes del Nacionalsocialismo.

En las primeras oleadas de arrestos masivos, en abril y marzo de 1938, funcionarios, políticos y simpatizantes del régimen austro-fascista anterior fueron detenidos, igual que muchos comunistas, socialistas, judíos, sindicalistas, etc. Según un informe de la Gestapo vienesa, a mediados de diciembre de 1938, casi 21.000 prisioneros políticos habían sido detenidos. Más de la mitad de los 22.000 internos que llegaron al campo de concentración de Dachau ese año fueron austriacos.

Posteriormente, el Cuartel General de la Gestapo vienesa fue transformado en un centro de agrupación de los judíos, antes de ser transportados hacia los campos de concentración.

Muchos de los presos que entraban en el antiguo hotel no lo hacían por la puerta principal, sino por la trasera, en la Salztorgasse. Desde allí eran directamente conducidos a las celdas. Algunos de estos detenidos fueron sometidos a torturas y muchos murieron a manos de los oficiales de la Gestapo; otros se suicidaron o fueron enviados a campos de concentración.

Durante la guerra, el edificio fue duramente castigado por los ataques aéreos hasta que, finalmente, fue destruido en la fase final de la guerra. Las ruinas fueron eliminadas, para borrar todo vestigio de la memoria del edificio.
 
La creación del memorial


En abril de 1951, un monumento de piedra, en memoria por las víctimas de la Gestapo, fue dedicado durante un acto de la organización “KZ-Verband/VdA OÖ”. Esta organización agrupaba grupos de autoayuda para víctimas de la opresión nacionalsocialista. Durante el acto, se instaló el monumento, sin el permiso de las autoridades. La inscripción era de Wilhelm Steiner, Presidente de la “KZ-Verband/VdA OÖ”. La ciudad de Viena asumió la responsabilidad del memorial de piedra. En los años siguientes, se convirtió en el centro de numerosos actos, tanto austriacos como internacionales.

El 1 de noviembre de 1985, el alcalde de Viena, Helmut Zikl, y un grupo de trabajo de la “KZ-Verband/VdA OÖ” y miembros del movimiento de resistencia austriaco asistieron a la inauguración del nuevo memorial a la víctimas de la tiranía nacionalsocialista. Fue diseñado por Leopold Grausam y llevaba la misma inscripción. Una figura de bronce y un bloque del granito de Mauthausen simbolizan el destino de los presos.

El actual monumento, de 1985, consiste en bloques de granito de la cantera del antiguo campo de concentración de Mauthausen, y una estatua de bronce, simbolizando al superviviente, pero que refleja la agonía sufrida por miles de personas a manos de la Gestapo. La inscripción procede del Presidente de la asociación de supervivientes de los campos de concentración, Wilhelm Steiner.

La inscripción del memorial es la siguiente: „Hier stand das Haus der Gestapo. Es war für die Bekenner Österreichs die Hölle. Es war für viele von ihnen der Vorhof des Todes. Es ist in Trümmer gesunken wie das Tausendjährige Reich. Österreich aber ist wiederauferstanden und mit ihm unsere Toten, die unsterblichen Opfer.„ (Aquí estuvo la Casa de la Gestapo. Para aquellos que creían en Austria, fue el infierno. Para muchos fue la puerta de la muerte. Se convirtió en ruinas como el Reich Milenario. Pero Austria resucitó y con ella nuestros muertos, las víctimas inmortales).

A comienzos de abril de 1990, un grupo de individuos no identificados atacaron el memorial, causando graves daños.

La entrada a la cámara conmemorativa, en la Salztorgasse, está casi exactamente en el mismo sitio donde se encontraba la entrada trasera al Cuartel General de la Gestapo. Una línea de pasos pintados en el suelo muestra el camino que tomaban los presos hacia el infierno de la Gestapo. En la cámara hay una vitrina que contiene documentos sobre las actividades de la Gestapo vienesa, como una lista de 150 anti-nazis prominentes arrestados poco después de la invasión de Austria y enviados a Dachau el 1 de abril de 1938.

Contacto

Mahnmal für die Opfer der NS-Gewaltherrschaft
Morzinplatz
A-1010 Wien
http://www.nachkriegsjustiz.at/vgew/1010_morzinplatz.php

volver