topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Austria
 
Memorial del campo de concentración Mauthausen
Memorial del campo de concentración de Ebensee
Memorial de la Shoah en la Judenplatz de Viena
Castillo de Hartheim – Centro de Recuerdo y Educación
Memorial por las víctimas de la tiranía nacionalsocialista
Monumento contra la guerra y el Fascismo de Viena
Memorial del campo de concentración de Gusen
Memorial de Kreuzstadl
Memorial del campo gitano de Lackenbach
Nacionalsocialismo y Holocausto: Recuerdo y Presente
Memorial del campo de concentración de Weyer
Monumento por los luchadores austriacos en España
Memorial del campo de concentración de Loibl
 
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial del campo de concentración de Gusen


Mauthausen, conocido desde el verano de 1940 como Mauthausen-Gusen, creció hasta convertirse en el complejo de campos de concentración más grande del Tercer Reich. Además de cuatro subcampos principales, más de 50 subcampos más, localizados por toda Austria y el sur de Alemania, usaron a los presos como mano de obra forzosa. En enero de 1945, este complejo agrupaba a más de 85.000 presos, con una mortalidad estimada, durante todo el período, de entre 122.000 y 320.000 personas, según las fuentes.

Los prisioneros del campo de concentración de Mauthausen fueron utilizados por la Deutsche Erd- und Steinwerke GMBH, una de las empresas de las SS destinadas a la explotación de canteras, como mano de obra en la cantera de Gusen. Lo que comenzó siendo un “campo auxiliar”, se convirtió en un campo permanente, con su propio registro de presos, en el otoño de 1939. La construcción del campo finalizó en mayo de 1940, y los presos polacos sólo podían ser empleados en la cantera y en la planta de producción de ladrillos; los primeros 800 presos llegaron en abril de 1940, mientras que el primer transporte importante de presos, mayoritariamente procedentes de Dachau y Sachsenhausen, llegó a finales de mayo de ese año.

La Gestapo utilizó el campo de Gusen I para exterminar a un gran grupo de intelectuales polacos, mediante el trabajo en las canteras de Gusen y los centros de construcción.

En enero de 1941, el complejo Mauthausen-Gusen se convirtió en el primer campo de concentración de Categoría III (campo sin retorno) en el Tercer Reich. A finales de ese mes entraron en funcionamiento los crematorios del campo Gusen I. En marzo, comenzó la construcción de una línea de ferrocarril entre la estación de St. Georgen y el campo de concentración Gusen I.

El campo de Gusen, como la mayoría de los campos de concentración, utilizaban a los internos como mano de obra esclava, incluso alquilándola a empresas de la zona. En octubre de 1941, algunos barracones fueron separados con alambradas del resto, y se convirtieron en un campo de trabajo para prisioneros de guerra (Kriegsgefangenenarbeitslager), que alojaba, mayoritariamente, a presos soviéticos. En 1941, el campo de Gusen tenía aproximadamente 4.000 presos, y a finales de ese año alcanzó los 8.500. En el otoño de ese año estallaron las primeras epidemias en Gusen (incluso 25 guardias de las SS murieron como consecuencia de las terribles condiciones dentro del campo.

En 1942, la capacidad de producción tanto de Mauthausen como de Gusen había alcanzado su cota máxima. Gusen se había expandido para incluir también el depósito central de las SS, donde estaban acumulados diversos artículos que habían sido confiscados en los países ocupados. Las empresas locales necesitaban constantemente mano de obra forzosa.

En el mes de febrero de 1942 comenzaron los primeros gaseamientos de prisioneros de guerra soviéticos, con propósitos experimentales.

En 1943, la factoría Steyr se trasladó a Gusen, donde se dedicaba a la fabricación de armamento. En agosto de 1943 se produjo el primer ataque aéreo aliado a la factoría de la Messerschmitt en Regensburg. Ese mismo año, grupos de prisioneros polacos y rusos comenzaron la construcción de las “minas de Gusen”, al mismo tiempo que se iniciaba la producción de aviones Me-109 y Me-262.

En enero de 1944 comenzó la construcción de los túneles de Bergkristall. En marzo de 1944 comenzó la construcción del campo Gusen II, un kilómetro al oeste del campo original, transformando el antiguo depósito de las SS; el campo tenía entre 12.000 y 17.000 internos, que fueron privados de cualquier tipo de medida higiénica o sanitaria. En diciembre de ese año se inició la de Gusen III, cerca de Lungitz, transformando una parte de las infraestructuras de una factoría. El incremento del número de subcampos no podía asumir el incremento de presos, por lo que los barracones estaban superpoblados: entre 1940 y 1944, el número de presos por cama se incrementó de 2 a 4.

El 3 de mayo de 1945 finalizó la producción en las plantas subterráneas del campo de concentración de Gusen.

En enero de 1945, alrededor de 24.000 prisioneros estaban internados en los campos de Gusen. En primavera, miles de prisioneros judíos fueron deportados hacia Gusen II, desde Auschwitz, en el momento en que se producía la evacuación de Auschwitz. En abril de ese año, la mayoría de los presos judíos fueron enviados en una “marcha de la muerte” hacia Gunskirchen.

Los campos de Mauthausen-Gusen fueron los últimos en ser liberados, durante la Segunda Guerra Mundial. En las primeras horas del 5 de mayo de 1945, el Ejército norteamericano liberó el campo de concentración de Gusen. Para esos momentos, los guardias de las SS habían abandonado el campo, en manos de algunos policías de la reserva, algunos de los cuales fueron linchados en Gusen I y II. Hasta el 6 de mayo, algunos de los subcampos del complejo Mauthausen-Gusen no acabaron de ser liberados por las tropas americanas.

El 8 de mayo de 1945, la población local fue obligada por las tropas de los Estados Unidos a enterrar los cientos de cuerpos que habían sido abandonados por los guardias de las SS en fosas comunes (los niños de las poblaciones cercanas fueron obligados a asistir a estos entierros).

Después de la capitulación de Alemania, el complejo de Mauthausen-Gusen quedó en el sector de ocupación soviético de Austria. Inicialmente, las autoridades soviéticas utilizaron el campo de Gusen I como barracones para el Ejército Rojo, al mismo tiempo que las factorías subterráneas eran desmanteladas y enviadas a la Unión Soviética.
 
La creación del memorial


Entre 1946 y 1947, el campo quedó totalmente abandonado y muchas de sus instalaciones fueron desmanteladas, tanto por el Ejército Rojo como por la población local. A comienzos del verano de 1947, los túneles comenzaron a ser volados por los soviéticos, mientras que el campo fue retornado a las autoridades civiles austriacas.

La iniciativa para crear este memorial internacional para todas las víctimas del campo de concentración de Gusen I y II, se remonta a la Conferencia del Comité Internacional de Mauthausen, que tuvo lugar en marzo de 1961, en Budapest.

Entre 1961 y 1965 se construyó, alrededor de la zona de los hornos crematorios del antiguo campo de concentración de Gusen I, un muro, por iniciativa de las asociaciones de supervivientes. Además de los hornos, el edificio de servicio, dos bloques de ladrillos, el resto de la Appelplatz, el barracón que servía de burdel, el búnker y las minas en las colinas, han sido preservadas. No ha quedado nada de los campos de concentración de Gusen II y III. El resto de las instalaciones de Gusen I se han ido deteriorando rápidamente. El memorial fue diseñado por el profesor Ludovico di Belgioiosco, un superviviente del campo de Gusen.

El 8 de mayo de 1965, los supervivientes del campo dedicaron el Memorial a la memoria de las casi 40.000 víctimas del campo. La concreta simplicidad del Memorial del Campo de Concentración de Gusen hace referencia a la devastación de 37.000 seres humanos, en el campo más grande y brutal del territorio austriaco. La laberíntica entrada al memorial simboliza el último camino de los mártires y alude a los laberintos del campo de concentración, a sus instalaciones subterráneas.

En mayo de 1997, los supervivientes reconocieron que no podían hacerse cargo del mantenimiento del memorial, y lo transfirieron a la República de Austria.

En el año 2004 fue inaugurado el centro de visitantes del Memorial de Gusen, construido con las aportaciones del Ministerio del Interior polaco.

Una exposición permanente, denominada “Campo de concentración de Gusen 1939-1945. Trazos, fragmentos, reconstrucciones”, ofrece una mirada sobre la topografía del antiguo complejo de St. Georgen-Gusen-Mauthausen, centrándose especialmente en fotografías que documentan la construcción y liberación de este gran complejo, con sus plantas estratégicas de armamentos.

También es posible visitar algunos restos arqueológicos del campo de Gusen I (una antigua sala de ducha, una calle y los fundamentos del barracón de crematorios), que quedaron al descubierto durante la construcción del centro de visitantes, en 2003.

Contacto

Gedenkstätte KZ Gusen
Georgstrasse 7
4222 Langenstein
http://www.gusen.org

volver