topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Austria
 
Memorial del campo de concentración Mauthausen
Memorial del campo de concentración de Ebensee
Memorial de la Shoah en la Judenplatz de Viena
Castillo de Hartheim – Centro de Recuerdo y Educación
Memorial por las víctimas de la tiranía nacionalsocialista
Monumento contra la guerra y el Fascismo de Viena
Memorial del campo de concentración de Gusen
Memorial de Kreuzstadl
Memorial del campo gitano de Lackenbach
Nacionalsocialismo y Holocausto: Recuerdo y Presente
Memorial del campo de concentración de Weyer
Monumento por los luchadores austriacos en España
Memorial del campo de concentración de Loibl
 
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial de los Roma y Sinti
Campo gitano de Lackenbach


El campo “gitano” de Lackenbach (Zigeuner-Anhalte- und Arbeitslager) fue creado el 23 de noviembre de 1940 en lo que había sido una antigua hacienda. La Policía Criminal vienesa se hizo cargo del control del campo. Después de la Anexión de Austria a Alemania se produjo una radicalización en las políticas hacia los Roma y Sinti (gitanos) en el conjunto del Gran Reich alemán. Después de que los gitanos fuesen privados de sus formas tradicionales de ganarse la vida, se incrementó también la presión financiera. Bajo el pretexto de que la “presión de este estado de cosas”, que habían causado los nazis mismos, se inició la persecución de los gitanos.

En el curso de la campaña contra los “vagos” y asociales del Reich, dirigida contra los mendigos, prostitutas, vagabundos, gitanos, etc., se llevaron a cabo los primeros arrestos. Aproximadamente 230 gitanos del Burgenland fueron deportados, junto con más de 700 gitanos alemanes, a los campos de concentración de Dachau, Buchenwald, Sachsenhausen y Lichtenburg, en junio de 1938. Un año después, 3.000 gitanos austriacos y alemanes se encontraban en los campos de Dachau, Mauthausen, Ravensbrück y Buchenwald.

A partir de 1939 se inició una tendencia a la concentración de todos los gitanos del Reich, aproximadamente 30.000 personas, en campos de gitanos, a la espera de ser deportados hacia las zonas ocupadas del Este, especialmente el Gobierno General de Polonia. Pero con el tiempo, esos campos de tránsito, debido a las dificultades de la deportación, se convirtieron en campos de trabajo.

A pesar de las desastrosas condiciones de la alimentación, alojamiento y sanitarias, los Roma y Sinti fueron utilizados como mano de obra forzosa. Eran “alquilados” por los organizadores del campo a diversas empresas locales o eran enviados a trabajar en los bosques, la agricultura o la construcción de carreteras. También se aplicaban penosos castigos a todos aquellos que violaban mínimamente las regulaciones del campo (palizas, privación de comida, y castigos similares eran un aspecto diario del campo).

Las atroces condiciones llevaron al estallido de una epidemia de tifus, en 1942, que mató a un elevado número de prisioneros. Los gitanos fueron acomodados en antiguos establos, pero la epidemia llevó a la necesidad de construir algunos barracones.

El número de internos en el campo se mantuvo normalmente entre los 200 y los 900, una tercera parte de los cuales eran niños. El 1 de noviembre de 1941, el número de presos alcanzó su nivel más elevado, con 2.335 personas, entre las que había gitanos procedentes de Viena, Estiria y Alemania, aunque el grupo mayoritario procedía del Burgenland. De los 4.000 presos que pasaron por el campo, unos 2.000 fueron deportados al ghetto de Lodz (Litzmannstadt) en el otoño de 1941, y posteriormente fueron deportados desde allí al campo de exterminio de Chelmno.

Este “campo gitano” tenía unas funciones limitadas al arresto y al trabajo forzoso. Otros elementos de la persecución, como los experimentos médicos, las esterilizaciones y el exterminio fueron reservados para otras instituciones, como los campos de exterminio.

Sólo un puñado de personas sobrevivió para servir de testigos de la liberación del campo de Lackenbach por tropas soviéticas, en abril de 1945. En total, 237 personas murieron en el campo entre 1940 y 1945.

En conjunto, aproximadamente 9.500 gitanos austriacos fueron víctimas del Nacionalsocialismo, aunque es muy difícil conocer el número concreto, debido a la irregularidad de su modo de vida y la falta de datos oficiales concretos.
 
La creación del memorial


Durante muchos años se prestó muy poca atención a este grupo de perseguidos raciales, a su exterminio. Actualmente se ha reconocido su denominación de Roma y Sinti, un término que reconoce más precisamente su heterogénea agrupación. Ya en marzo de 1938 fueron considerados como inferiores raciales, vagos y elementos asociales.

A partir de una iniciativa de las organizaciones de víctimas austriacas, se construyó un memorial para los Roma y Sinti asesinados y deportados al campo gitano de Lackenbach, el 6 de octubre de 1984, en las cercanías del antiguo lugar del campo. El memorial fue creado por el arquitecto Matthias Szauer, y fue inaugurado por el antiguo presidente austriaco Dr. Rudolf Kirchschläger. En aquel momento, el memorial de Lackenbach era el único gran memorial en Austria que conmemoraba a las víctimas gitanas del nazismo.

Los mismos supervivientes y sus descendientes asisten a este lugar para honrar a los miembros deportados y asesinados de sus familias, aunque los edificios del antiguo campo ya no existen: después de la destrucción de los restos, en los años 1970, el área fue parcialmente re-edificada con edificios familiares.

En 1990, 50 años después de que los primeros gitanos fuesen internados en el campo, miembros de la Asociación Cultural de Roma austriacos organizaron una ceremonia en el memorial. Con el apoyo del gobierno federal del Burgenland y la comunidad de Lackenbach, ese servicio memorial se han transformado en un evento anual, celebrado a finales de otoño.

El 27 de abril de 1994, 49 años después de la liberación del campo de concentración de Mauthausen, fue dedicada una placa conmemorando a los Roma y Sinti internados en ese campo, gracias al apoyo y las buenas relaciones de cooperación entre el Comité Internacional del campo y el Ministro austriaco del Interior. Además, anualmente se celebra una ceremonia conmemorativa en el antiguo campo de Mauthausen.

Contacto

Mahnmal für Roma und Sinti
Ecke Ritzinger Strasse/Bergstrasse
7322 Lackenbach
http://www.kv-roma.at


volver