topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Francia
   
Museo de la Resistencia y la Deportación de Besançon
Memorial Nacional del campo de tránsito de Drancy
Fundación por la memoria de la deportación
Memorial del campo de Gurs
Casa Izieu. Memorial por los niños judíos asesinados
Centro de Historia de la Resistencia y de la Deportación
Memorial a los mártires de la deportación
Memorial del Campo Les Milles
Memorial y museo de Natzweiler Struthof
Memorial de Oradour-sur-Glane
Memorial de Rivesaltes – Campo de Joffre
Memorial del Vélodrome d’Hiver
Monument du martyr juif inconnu
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial y museo de Natzweiler-Struthof


Con 18 barracones, el campo de concentración de Natzweiler-Struthof, creado el 21 de mayo de 1941, cerca del pueblo francés de Natzwiller, en las montañas de los Vosgos, en la provincia de Alsacia. Esta localización fue elegida a finales de 1940, porque la Deutsche Erd- und Steinwerke GMBH, una compañía propiedad de las SS, quería utilizar la cantera de granito cercana al campo. El campo acomodaba a entre 2.000 y 3.000 prisioneros que eran obligados a trabajar en la cantera de granito cercana al campo.

Los primeros presos internados fueron 300 criminales alemanes, que fueron los encargados de la construcción del campo. Una vez que fueron terminados los primeros bloques, el número de presos fue incrementándose, principalmente con criminales alemanes. El 15 de agosto de 1942 llegaron los primeros prisioneros políticos al campo, que se convirtió en uno de los principales campos de internamiento de los resistentes franceses.

Natzweiler-Struthof fue construido, inicialmente, para alojar alrededor de 1.500 presos. Sin embargo, apenas unos 500 presos eran empleados en las canteras; la mayoría de los presos estaban empleados en las factorías de armas y municiones.

Desde 1942 fue designado por la administración de campos como destino de los prisioneros de la resistencia de toda Europa, que quedaban dentro del Decreto Nacht und Nebel (Noche y Niebla).

Desde mediados de 1943, los presos eran forzados a reparar motores de aviones para la compañía Junker, y en 1944, los talleres fueron reinstalados subterráneamente, como protección contra los ataques aéreos. Al mismo tiempo, Natzweiler-Struthof se convirtió en el campo principal para 50 unidades exteriores en Baden y Württemberg (Neckarelz, Leonberg, Schörzingen y otros).

En abril de 1943, profesores de la Universidad de Estrasburgo ordenaron la construcción de una cámara de gas, para llevar a cabo experimentos de gas venenoso con presos gitanos. 86 prisioneros judíos procedentes de Auschwitz fueron asfixiados en Natzweiler-Struthof, para crear una “colección de esqueletos” para el Instituto Anatómico de la Universidad de Estrasburgo.

A comienzos de 1944 había unos 2.000 presos en el campo, pero en septiembre, cuando el campo fue evacuado, había unos 7.000 presos, muchos de ellos procedentes de campos que habían sido evacuados.

En agosto de 1944, las SS evacuaron el campo, ante el avance de las tropas aliadas. Los prisioneros fueron evacuados hacia el campo de Dachau.

El primer comandante del campo fue Josef Kramer. Cuando éste fue transferido a Auschwitz, fue reemplazado, a comienzos de 1942, por Fritz Hartjenstein, que anteriormente había estado al mando de Auschwitz II (Birkenau); el inicio de su carrera había estado en el campo de Sachsenhausen, en 1938. En 1939 había sido transferido a Niederhagen, y en 1941 sirvió un año en la 3ª División Panzer de las SS “Totenkopf”. Después que el campo de Natzweiler-Struthof fuese clausurado, se convirtió en el comandante del campo de Flossenbürg.

Como casi todos los campos de concentración nazis, Natzweiler-Struthof tenía un sistema de subcampos. Había alrededor de 50 subcampos y Kommandos exteriores dependientes del campo principal. En 1944, había 7.000-8.000 personas viviendo en el campo, y unos 14.000 deportados que trabajaban en 18 comandos exteriores. En total, el número de presos registrados en el campo fue de 44.623 personas, de las que murieron entre 12.000 y 25.000, mayoritariamente por los abusos en el trabajo, malnutrición y las torturas de las SS.

Según el registro, la mayoría de los deportados fue de origen polaco (13.606) y soviético (7.586); hubo 6.871 franceses, 4.403 húngaros, 3.703 alemanes y 1.609 italianos; además están registrados 80 españoles. Los motivos de la condena fueron en un 60% políticos (incluyendo un 4.9% de presos NN); casi un 17% eran de origen judío.
 
La creación del memorial


Actualmente, el antiguo campo de concentración de Natzweiler-Struthof es un centro histórico protegido, denominado “Memorial de la Deportación”. El concepto de deportación hace referencia a los luchadores de la resistencia francesa que fueron deportados a Alemania después de su captura.

La antigua localización de cada uno de los barracones (que ahora no existen), está marcada con un bloque de piedra blanca con el nombre de cada uno de los antiguos campos de concentración, como Auschwitz, Bergen-Belsen o Neuengamme.

En 1955 se creó un cementerio y un memorial por los 1.119 deportados cuya identidad nunca pudo determinarse.

En junio de 1963, fue inaugurado el museo de la deportación. Fue reconstruido, de acuerdo con los planes originales, después de su completa destrucción por un grupo de neonazis, en la noche del 12 al 13 de mayo de 1976.

En 1989 fue instalada una placa conmemorativa por las víctimas judías del campo.

En octubre de 2005, el museo rediseñado abrió sus puertas nuevamente.

Instalado en uno de los barracones del campo, el museo está consagrado a la historia del campo y de sus campos anexos. La visita al museo permite al público descubrir la creación, organización del campo, la vida cotidiana de los deportados, los campos exteriores, etc. Tanto en el museo como en el Centro de documentación de los resistentes deportados, se llevan a cabo actividades educativas y culturales de todo tipo. No han quedado fotos del campo de Natzweiler, por lo que el museo complementa sus exposiciones con fotografías de otros campos de concentración. Las exposiciones se centran en el ascenso del nazismo y el sistema de campos de concentración. El campo de Natzweiler fue destinado principalmente al internamiento de luchadores de la resistencia, aunque también se internó a un buen número de judíos.

En el año 2006 se inauguró un nuevo edificio destinado a explicar la historia del Nacionalsocialismo. Todo el diseño del edificio, tanto en el interior como en el exterior, se basa en colores oscuros, y se proyectan películas en diversos idiomas.

Contacto

Le Centre Européen du Résistant Déporté et le Musée du Struthof
Camp du Struthof
67130 Natzwiller
http://www.crdp-reims.fr/memoire/enseigner/Natzweiler_Struthof/menu.htm

volver