topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Francia
   
Museo de la Resistencia y la Deportación de Besançon
Memorial Nacional del campo de tránsito de Drancy
Fundación por la memoria de la deportación
Memorial del campo de Gurs
Casa Izieu. Memorial por los niños judíos asesinados
Centro de Historia de la Resistencia y de la Deportación
Memorial a los mártires de la deportación
Memorial del Campo Les Milles
Memorial y museo de Natzweiler Struthof
Memorial de Oradour-sur-Glane
Memorial de Rivesaltes – Campo de Joffre
Memorial del Vélodrome d’Hiver
Monument du martyr juif inconnu
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial Nacional del campo de tránsito de Drancy


En junio de 1940, el ejército alemán ocupó un conjunto de edificios en el suburbio parisiense de Drancy, denominado “Cité de la Muette”, para el internamiento de prisioneros de guerra franceses y británicos. Inicialmente pensado como un gran proyecto de alojamiento público, había sido utilizado como barracones para la policía, y pasó a convertirse en un gran centro de detención, principalmente de judíos, pero también de homosexuales y otros grupos considerados “indeseables”.

Como otros muchos centros de detención por toda Francia, Drancy fue creado por el gobierno de Vichy de Phillippe Pétain, y estuvo bajo el control de la policía francesa hasta el 3 de julio de 1943, cuando las SS alemanas se hicieron cargo del control diario de este tipo de instalaciones, para facilitar la deportación de los judíos franceses.

Después de la acción de arresto masivo en el 11º Distrito de París, el 20 de agosto de 1941, en el que fueron detenidos unos 4.000 judíos, el edificio se convirtió en un campo de recogida de judíos que vivían en Francia; la policía francesa realizó diversas operaciones de este tipo, durante toda la guerra. El campo, controlado por las autoridades y la policía francesa, se mantuvo independiente de las autoridades alemanas hasta julio de 1943, cuando los alemanes se hicieron cargo de todas las instalaciones destinadas al exterminio masivo.

El campo de Drancy estaba diseñado para alojar a unas 700 personas, pero en su punto álgido llegó a haber más de 7.000. Hay documentos que señalan la extrema brutalidad de los guardias franceses en el campo de Drancy y las crueles condiciones de vida impuestas a los internos, incluyendo a niños que, tras la llegada, eran inmediatamente separados de sus padres. En diciembre de 1941, 40 prisioneros de Drancy fueron ejecutados, como represalia por un ataque contra oficiales de policía alemanes.

Muchos intelectuales y artistas judíos franceses fueron enviados a Drancy.

Hacia 1944, aproximadamente 70.000 judíos, hombres, mujeres y niños, habían pasado por el campo de tránsito; 65.000 fueron deportados a los campos de exterminio de Auschwitz y Sobibor, de los que 63.000 murieron, incluyendo 6.000 niños.

Cuando los Aliados llegaron a la zona de Drancy, el 17 de agosto de 1944, las SS habían quemado todos los documentos del campo; pudieron liberar a unos 1.500 prisioneros que aún quedaban en el campo.

El campo había sido dirigido por Alois Brunner, desde junio de 1943 hasta agosto de 1944, uno de los principales subordinados de Adolf Eichmann en el Departamento de Asuntos Judíos de la Gestapo; su caso fue llevado ante un tribunal francés, en 2001, por el cazador de nazis Serge Klarsfeld, donde fue condenado in absentia a cadena perpetua por crímenes contra la humanidad.

Aproximadamente una tercera parte de los judíos deportados desde Drancy hacia los campos de exterminio eran ciudadanos franceses. Otros eran extranjeros que habían emigrado a Francia en los años 1920 y 1930, principalmente desde Polonia, Alemania y Austria.

El campo de Drancy comprendía también algunos anexos en zonas de París: el campo de Austerlitz, abierto en noviembre de 1943, donde trabajaban más de 400 judíos mixtos o cónyuges de arios; el campo Lévitan, un centro donde se enviaban los equipajes de los deportados y eran seleccionados los objetos importantes; el campo Bassano, cercano a los Campos Elíseos, transformado en un taller de textil para las SS.
 
La creación del memorial


En 1976, el “Comité Conmemorativo Nacional para el Campo de Drancy” erigió una escultura, diseñada por Shelomo Selinger, un superviviente del campo, en la antigua entrada principal de Drancy, para conmemorar a los judíos franceses internados. El monumento, denominado “Las puertas del Infierno” está compuesto por siete escalones que simbolizan los días de la semana, y una escultura compuesta por 10 figuras; en el judaísmo, 10 son las personas requeridas para formar un “minyan”, un grupo de oradores. Los dos bloques, a cada lado de la escultura central, simbolizan las puertas de la muerte. Frente a la escultura central, un hombre y una mujer representan el sufrimiento y la dignidad. En el centro, la cabeza de un hombre que lleva el gorro ritual simboliza a los que rezan. Dos cabezas invertidas simbolizan a la muerte; el cabello, barba y brazos de estas dos figuras forman las letras hebreas “Lamed” y “Vav”, que tienen el valor de 36, que es el número de hombres dignos en el mundo, de acuerdo con la tradición judía.

La asociación privada “Conservación Histórica del Campo de Drancy”, creada en 1989, preparó un vagón de ferrocarril, en el que los visitantes pueden ver una pequeña exposición permanente. El vagón conmemorativo está ligado con la escultura a través de una vía ferroviaria.

La asociación organiza visitas y conferencias, especialmente para grupos escolares. El trabajo con los supervivientes y testimonios anima a pasar la memoria del Holocausto a las siguientes generaciones.

En mayo de 2001, Drancy fue convertida en un memorial nacional.

En enero de 2005, unos vándalos atacaron el vagón de ferrocarril del antiguo campo, firmando su acción como “Bin Laden”, con una esvástica invertida pintada.

Hasta época reciente, el punto de vista oficial del gobierno francés era que el régimen de Vichy era un gobierno ilegal, distinto de la República francesa. Mientras el comportamiento criminal de la Francia de Vichy y la colaboración de oficiales franceses era reconocido, y algunos de esos funcionarios de Vichy perseguidos, este punto de vista negaba cualquier responsabilidad de la República francesa. Esta perspectiva, apoyada particularmente por Charles de Gaulle, se basaba en la circunstancia de que en julio de 1940 se votaron poderes especiales para el Mariscal Pétain, que instauró el “Estado francés” y repudió la República.

Sin embargo, en un discurso de julio de 1995, el presidente Jacques Chirac reconocía la responsabilidad del Estado francés por secundar la ocupación total del país, y en particular de la policía francesa, que organizó y llevó a cabo la razzia de julio de 1942 del Velódromo de Invierno.

En la escultura de Selinger, los dos bloques de los lados de la escultura central simbolizan las puertas de la muerte. La figura central está compuesta por 10 personas, que representan el número de personas necesarias para una oración colectiva judía. Al frente de la escultura, un hombre y una mujer representan el sufrimiento y la dignidad. En el centro, la cabeza de un hombre que lleva el gorro ritual, simboliza a una persona en oración, mientras que detrás, dos cabezas invertidas simbolizan la muerte. Las letras hebreas “Lamed” y “Vav” son formadas por el cabello, brazos y barbas de las dos personas en la parte más alta de la escultura; estas dos letras tienen el valor de 36, el número de personas justas en el mundo, de acuerdo con la tradición judía.

Contacto

Mémorial National du Camp de Drancy
Rue Arthur Fontaine 15
93700 Drancy
http://www.camp-de-drancy.asso.fr

volver