topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Francia
   
Museo de la Resistencia y la Deportación de Besançon
Memorial Nacional del campo de tránsito de Drancy
Fundación por la memoria de la deportación
Memorial del campo de Gurs
Casa Izieu. Memorial por los niños judíos asesinados
Centro de Historia de la Resistencia y de la Deportación
Memorial a los mártires de la deportación
Memorial del Campo Les Milles
Memorial y museo de Natzweiler Struthof
Memorial de Oradour-sur-Glane
Memorial de Rivesaltes – Campo de Joffre
Memorial del Vélodrome d’Hiver
Monument du martyr juif inconnu
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Memorial de Oradour-sur-Glane


En 1944, Oradour-sur-Glane era un pueblo idílico que se había mantenido prácticamente inalterado por la guerra; sus habitantes no eran colaboradores con el enemigo, ni tenían relaciones con el movimiento de Resistencia.

Oradour-sur-Glane era un pueblo en la región de Limousin, bajo control directo alemán desde 1942, después de la ocupación de la Francia de Vichy por la Wehrmacht. Su nombre se convirtió en sinónimo de barbarie, debido a su destrucción, en 1944, cuando 642 de sus habitantes (hombres, mujeres y niños) fueron asesinados por miembros de las Waffen SS.

Cuando se lanzó el ataque aliado a Europa, la Resistencia francesa incrementó sus actividades, para mantener a las fuerzas alemanas ocupadas y dificultar sus comunicaciones.

La 2ª División Panzer de las SS “Das Reich” tenía órdenes de atravesar el país para llegar a los combates que tenían lugar en Normandía. Durante el camino, la unidad se vio constantemente hostigada por miembros de la Resistencia. En la mañana del 10 de junio, dos civiles franceses denunciaron a oficiales de esa unidad que los habitantes de Oradour-sur-Glane estaban celebrando la victoria aliada y que colaboraban con el maquis de la zona; al mismo tiempo, el SD de Limoges informaba de que había un cuartel general en ese pueblo. Además, un alto oficial de las SS había desaparecido y se suponía que estaba preso del maquis de la zona.

Ese mismo 10 de junio, el 1r batallón del Regimiento de las SS “Der Führer”, comandado por el SS-Sturmbannführer Otto Dickmann, rodeó la ciudad de Oradour-sur-Glane y ordenó que todos sus habitantes se congregasen en una plaza pública, cerca del centro del pueblo. Todas las mujeres y los niños fueron encerrados en la iglesia, mientras los hombres eran ametrallados y los heridos fueron quemados; sólo cinco hombres escaparon, y 197 murieron.

Posteriormente, los SS entraron en la iglesia y la incendiaron; las mujeres y niños que intentaban huir eran ametrallados; sólo una mujer sobrevivió, 240 mujeres y 205 niños murieron. Un pequeño grupo que había escapado del pueblo ante la llegada de los SS, fue cazado aquella noche.

Oradour-sur-Glane no fue el único castigo colectivo de este tipo cometido por las tropas alemanas. Otros ejemplos bien documentados incluyen la villa soviética de Kortelisy (actualmente en Ucrania), Lídice en Checoslovaquia (actualmente República Checa), el pueblo holandés de Putten y los pueblos italianos de Sant’Anna di Stazzema y Marzabotto. Además, las tropas alemanas ejecutaron rehenes (individualmente y en grupos) allí donde se encontraron con la Resistencia francesa.

La versión oficial de la masacre deja claro que la población del pueblo era completamente inocente. Aunque la región de Limosin era el centro del movimiento de resistencia comunista, los habitantes de Oradour-sur-Glane estaban completamente aislados de la guerra que se desarrollaba a su alrededor.

Por tanto, no había ninguna excusa para que los ocupantes alemanes escogiesen Oradour-sur-Glane para llevar a cabo la represalia. Una de las posibles razones para el ataque es la similitud del nombre del pueblo con el de Oradour-sur-Vayres, un pueblo cercano que sí tenía una actividad destacable en la resistencia.
 
La creación del memorial


Después de la guerra se tomó la decisión de dejar las ruinas tal como estaban y reconstruir el pueblo de Oradour unos pocos cientos de metros más allá, para preservar la memoria de la destrucción. Actualmente, unas 300.000 personas visitan este memorial cada año.

En 1992 se dieron las primeras iniciativas para establecer un memorial, por parte del Consejo General de la Haute-Vienne. En 1994 fue iniciado un proyecto y un concurso internacional para diseñar el sitio.

En 1999 se inauguró el memorial y el centro de documentación, con la presencia del Presidente Jacques Chirac. El memorial se encuentra en los terrenos entre las ruinas del antiguo pueblo y la nueva ubicación del mismo.

Los creadores del memorial buscaban un edificio sobrio voluntariamente. El centro se encuentra a algunos pasos de las ruinas. En el interior, el curso de los visitantes es como un viaje en los momentos más negros de la historia: el advenimiento del nazismo, la declaración de guerra, Vichy y la Francia dividida, Oradour-sur-Glane, etc., son temas evocados como preámbulos del día trágico.

El centro de documentación y memoria

Actualmente el sitio se compone de tres elementos: las ruinas, el cementerio y la cripta. Además se está construyendo un museo-memorial. Desde el comienzo del proyecto se estableció que no debía añadirse ni quitarse nada de las ruinas, que debían quedar igual que el día de la masacre, excepto algunas cenizas que fueron trasladadas al cementerio y algunos objetos frágiles que pasaron al museo.

La única entrada a las ruinas de la villa es a través del Centro de Memoria, junto a la nueva ciudad, atravesando la recepción del centro y por un túnel que lleva al otro lado. Al final de unas escaleras está la entrada a las ruinas.

El edificio del Centro de Memoria está en parte soterrado, pero está construido en una colina por lo que las ventanas, al nivel del suelo, permiten la entrada de abundante luz natural. En la recepción, una enorme fotografía muestra a Hitler frente a una multitud, mientras hace un discurso en Munich, en 1936; la foto refleja el tema del Centro de Memoria: Hitler y los nazis, que fueron los culpables de la tragedia de Oradour-sur-Glane. Pero en lugar de mostrar a Hitler como un demonio, muestra su enorme popularidad entre la población alemana.

El centro de documentación trabaja sobre fuentes históricas procedentes de archivos diferentes, y se centra en los siguientes ámbitos temáticos: del advenimiento del nazismo a la declaración de guerra, terror en el Este / terror en Limousin, la masacre de Oradour, reconocimiento nacional y reconstrucción, etc.

El centro de documentación acoge archivos, bibliografía, imágenes, películas y dossiers documentales, centrados especialmente en la masacre de Oradour-sur-Glane y, por consiguiente, en su contexto, es decir, la Segunda Guerra Mundial. Los investigadores, estudiantes, profesores pueden ponerse en contacto con el centro para solicitar información de estos archivos.

Las exposiciones del centro comienzan con la historia del Nacionalsocialismo y continúan con la ocupación de Francia y la trágica historia del pueblo. Las diferentes áreas de la exposición hacen referencia a temas como el terror en el Este, el terror en la región de Limousin, la represión de la resistencia, etc. Evidentemente, la exposición está presentada desde el punto de vista francés; desde el punto de vista alemán, los partisanos civiles eran terroristas que fueron combatidos ilegalmente, en violación de las reglas de la Convención de Ginebra de 1929.

Las ruinas

Para mantener la memoria de los crímenes del 10 de junio de 1944, la villa mártir de Oradour-sur-Glane se ha conservado exactamente igual que aquel día. Para hacer comprender el porqué se ha creado el centro de documentación y de la memoria, abierto al público en 1999, que ha jugado un papel pedagógico importante para las nuevas generaciones. El servicio educativo del centro, creado en 1999, propone las acciones para los enseñantes y para los escolares, y está abierto a todos los proyectos específicos dentro de las categorías citadas anteriormente. El centro también posee una librería, que ofrece un gran número de obras y de catálogos, cartas, diarios y revistas, etc.

La preservación de las ruinas comenzó a finales de 1944, y en 1946 se aprobó una ley que garantizaba que las ruinas permanecerían tal y como se habían encontrado, tras la matanza. La Ciudad Baja en las ruinas de Oradour-sur-Glane es la zona de la calle principal, en la parte sur. También se conservan las ruinas de la iglesia en la que fueron asesinados las mujeres y niños de Oradour-sur-Glane, y el resto de las ruinas del pueblo.

En marzo de 1945, el general Charles de Gaulle, jefe del gobierno provisional francés, visitó las ruinas y presentó sus respetos a las víctimas. “Desde este momento, Oradour-sur-Glane tendrá un lugar especial en la memoria colectiva de los franceses”.

El cementerio

En el cementerio, una columna contiene las cenizas de las víctimas sin identificar de la masacre del 10 de junio de 1944. El monumento fue financiado por uno de los supervivientes que perdió a toda su familia en la masacre. Originalmente, los restos debían ser colocados en una cripta que fue construida por el Estado, pero las familias de los supervivientes rechazaron este plan, después de un juicio, en 1953, en el que los perpetradores condenados fueron amnistiados.

Junto a la columna hay dos urnas de cristal que contienen huesos, reliquias de las víctimas; son denominados mártires porque eran civiles franceses inocentes que murieron a manos de la barbarie alemana sin ninguna razón. Únicamente los cuerpos de 52 de las 642 víctimas fueron identificados; el resto fueron oficialmente declarados desaparecidos y presumiblemente muertos.

En el cementerio también hay placas de mármol negro montadas en el muro detrás de la columna. En esas 8 placas están los nombres y edades de las 642 víctimas de la masacre. Detrás de la columna también hay una serie de placas memoriales individuales, colocadas durante años por los grupos de veteranos, sindicatos, asociaciones de viudas, ciudades, partidos políticos y miembros del movimiento de resistencia francés.

También hay una placa del Comité Internacional del campo de concentración de Buchenwald, una organización comunista formada por los presos de ese campo. Otra placa recuerda al subcampo de Buchenwald, Dora; en ambos campos estuvieron internados un buen número de resistentes franceses que trabajaban en las factorías de guerra alemanas.

Contacto

Centre de la Mémoire d’Oradour
Centre de la Mémoire BP 12
87520 Oradour-sur-Glane
http://www.oradour.org

volver