topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Francia
   
Museo de la Resistencia y la Deportación de Besançon
Memorial Nacional del campo de tránsito de Drancy
Fundación por la memoria de la deportación
Memorial del campo de Gurs
Casa Izieu. Memorial por los niños judíos asesinados
Centro de Historia de la Resistencia y de la Deportación
Memorial a los mártires de la deportación
Memorial del Campo Les Milles
Memorial y museo de Natzweiler Struthof
Memorial de Oradour-sur-Glane
Memorial de Rivesaltes – Campo de Joffre
Memorial del Vélodrome d’Hiver
Monument du martyr juif inconnu
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Casa Izieu. Memorial por los niños judíos asesinados


Entre 1940 y 1941, el pueblo francés se encontraba sobrecogido por la derrota de su país y preocupado por los problemas materiales de su vida diaria, de forma que no reaccionó a la persecución contra los judíos. Sólo las organizaciones de caridad brindaban su apoyo a los judíos. Entre estas organizaciones, la Oeuvre de Secours aux Enfants (OSE), una asociación para los niños judíos creada en Rusia en 1912, se dedicaba a ayudar a los jóvenes.

Desde 1941, los niños fueron alojados en la casa de la OSE en Palavas-les-Flots, por iniciativa de Sabine Zlatin. Esto fue posible gracias al apoyo del prefecto del departamento de Hérault, Bénédetti, y sus asistentes. Cuando la situación del departamento de Hérault se deterioró, el prefecto preguntó a Sabine y Miron Zlatin si se podían trasladar a la pequeña villa de Izieu. En pocas semanas, la vida quedó reorganizada, a pesar de que muchos niños habían sido repentinamente separados de sus familias, habían sufrido las condiciones de internamiento durante meses, etc. La idea era intentar llegar a la zona controlada por tropas italianas.

Pero la capitulación italiana, en septiembre de 1943, provocó la ocupación de la Wehrmacht de las zonas anteriormente bajo control italiano. En febrero de 1944, algunos colaboradores de la OSE fueron detenidos por la Gestapo, por lo que la organización decidió clausurar todas sus casas para niños, lo antes posible. Sabine Zlatin hizo todo lo que estuvo a su alcance para ocultar a los niños de Izieu.

Muchos niños judíos y sus responsables encontraron refugio entre 1943 y 1944 en el pueblo de Izieu, no lejos de Lyon.

Con la excepción del cuidador Leon Reifman, que pudo escapar saltando por una ventana, los 44 niños y 7 cuidadores fueron arrestados el 6 de abril de 1944, durante una acción en Izieu. 42 niños y 5 adultos fueron enviados en diferentes transportes desde el campo de tránsito de Drancy hasta Auschwitz-Birkenau, donde fueron asesinados.

El 6 de abril, la Gestapo, bajo la dirección del “Carnicero de Lyon”, Claus Barbie, entró en el orfanato y arrestó a los niños y a los cuidadores, introduciéndolos en camiones.

La profesora Lea Feldblum fue la única superviviente de Auschwitz, porque fue empleada en el campo. Dos jóvenes fueron deportados a Estonia, junto al director del orfanato, Miron Zlatin, donde fueron asesinados en el verano de 1944.

Después de la guerra, Barbie consiguió escapar, a pesar de ser buscado por las autoridades francesas, y consiguió llegar a América del Sur, bajo la protección del servicio de inteligencia americano. En 1952 y 1954, el Tribunal Militar de Lyon lo condenó a muerte en ausencia.

En junio de 1971, la oficina de la Fiscalía de Munich decidió cerrar el caso, basándose en que era imposible probar que Barbie conocía el destino que les esperaba a las personas que arrestaba. Pero Beate Klarsfeld movilizó a los miembros de la comunidad judía y de la Resistencia para luchar contra esta sentencia, y consiguió los testigos necesarios para proseguir la investigación en Munich. Consiguió establecer la verdadera identidad de Barbie en América del Sur. Años después, la campaña llevada a cabo por Beate y Serge Klarsfeld consiguió que perdiese su nacionalidad boliviana y fuese extraditado de Bolivia.

En mayo de 1987, después de cuatro años de trabajos preparatorios en Lyon, el juicio contra Klaus Barbie se abrió. Era el primer caso de crímenes contra la humanidad que se juzgaba en Francia, y Barbie estaba acusado de la liquidación del Comité de la Unión General de los Judíos de Francia en Lyon (UGIF), el arresto de los niños de Izieu, el internamiento de 650 personas a campos de concentración, la tortura y muerte de Marcel Gompel, un miembro judío de la resistencia, el arresto e internamiento en campos de concentración de diferentes miembros de la Resistencia.

En diciembre de 1985, una decisión del Tribunal de Casación había estipulado que la deportación de estas personas a campos de concentración no estaba directamente relacionada con el conflicto bélico, por lo que iba más allá de los crímenes contra la humanidad.

Barbie declaró que no sabía nada de los crímenes de los que era acusado. El 3 de julio de 1987, se estableció el veredicto de culpabilidad, sin circunstancias atenuantes, y fue sentenciado a prisión perpetua. El 25 de septiembre de 1991, Klaus Barbie murió de cáncer en la prisión.
 
La creación del memorial


Durante el Juicio contra Klaus Barbie en Lyon, en 1987, una organización sin ánimo de lucro fue creada por Sabine Zlatin, que había fundado el orfanato con su marido, en 1943. El 24 de abril de 1994, el entonces Presidente de la República francesa François Mitterand dedicó el memorial, que es visitado por un gran número de alumnos y profesores.

Dos edificios están abiertos al público. La casa que fue el hogar de los niños de Izieu y de los cuidadores a cargo, está destinado a perpetuar su memoria. En la granja adyacente reconvertida, está presente el trasfondo histórico de los hechos de aquel día.

En su exposición se traza el itinerario de los niños judíos, desde su llegada a Francia, durante el período de entreguerras y su deportación a los campos de concentración. A través de las fotografías y los diseños audiovisuales, los visitantes pueden entender el horror del destino de estos 44 niños, y de los 11.000 niños judíos deportados desde Francia a los campos de concentración y exterminio. Una de las salas está dedicada al tema de los crímenes contra la humanidad; también se muestra un montaje con imágenes del juicio contra Barbie que hacen referencia a la redada de Izieu.

La historia de los niños de Izieu es particularmente interesante para los niños y los jóvenes, porque hace referencia a personas de su misma edad. El departamento educativo del museo siempre está dispuesto a ayudar a profesores a preparar visitas a la escuela. El trabajo educativo se centra en las políticas antisemitas del gobierno de Vichy que colaboró con las tropas de ocupación alemanas, los crímenes contra la humanidad y su persecución después de la guerra.

El memorial también tiene una exposición permanente de fotografías, que hacen referencia a diferentes temas relacionados con la casa Izieu: la historia de las familias de muchos de los niños, los campos de concentración de Drancy y Auschwitz, los juicios de Nürnberg, la carrera de Klaus Barbie y su juicio, la colaboración francesa, etc.

La historia de la casa Izieu es particularmente interesante para niños y jóvenes, porque hace referencia a personas de su edad. Por eso, una gran parte del material y los documentos expuestos están directamente dirigidos a este tipo de visitantes. Además, el departamento educativo del museo está a disposición de los profesores para preparar las visitas de los colegios.

Para este fin, el memorial tiene programas de visita de uno y varios días, en los que los alumnos pueden trabajar después de visitar la instalación sobre estos temas del pasado y reflejar las cuestiones que han surgido durante la visita. Las visitas de varios días permiten a los alumnos absorber la atmósfera de este lugar especial, acercarse al destino de los niños y de sus familias, y comprender esa historia desde su propio punto de vista.

Contacto

Maison d’Izieu
01300 Izieu
http://www.izieu.alma.fr

volver