topografía de memoriales y monumentos
memoriales y monumentos
Los memoriales en Holanda
   
Memorial Nacional del Campo de Amersfoort
Auschwitz-Monumente
El Estibador (De Dokwerker)
Museo Casa de Anne Frank
Memorial Hollandia Kattenburg
Homomonument
Museo Histórico Judío
Fundación Monumento de los Niños – Mercado Judío
Fundación Oranjehotel
Stichting Oktober 44 – Gedenkraum Putten
Memorial Mujeres de Ravensbrück
Memorial del Campo de Schoorl
Memorial museo Hollandsche Schouwburg
Memorial Nacional del Campo de Vught
Centro de recuerdo del Campo de Westerbork
'Hel van vuur', Zigeunermonument
   
volver
inicio
imprimir
   
 
 
 
 
 
 
 
 
Homomonument


Inmediatamente después del final de la Segunda Guerra Mundial, se iniciaron los primeros contactos para conmemorar a los hombres y mujeres, homosexuales y lesbianas, que perdieron sus vidas en la guerra. Sin embargo, todos esos esfuerzos fracasaron hasta los años 1980, casi 40 años después de la guerra, hasta una época en la que comenzaron a realizarse estudios sobre la persecución de los homosexuales por el Nacionalsocialismo.

El Homomonument, ubicado junto a la Westerkerk y frente a las aguas del Keizergracht, también cerca de la Casa de Anna Frank, fue erigido en memoria de los homosexuales perseguidos durante el Nacionalsocialismo por su orientación sexual. El monumento fue inaugurado el 5 de septiembre de 1987, obra de la artista Karin Daan.

El Homomonument fue diseñado para inspirar y apoyar a gays y lesbianas en su lucha contra la negación, opresión y discriminación. Sobre todo, es un monumento vivo, una confrontación permanente con la existencia de la homosexualidad y con aquellos que la niegan.

Durante el Tercer Reich, aproximadamente 50.000 personas fueron sentenciadas, acusadas de prácticas homosexuales, y miles murieron en los campos de concentración. Inmediatamente después del final de la Segunda Guerra Mundial hubo llamamientos para establecer un memorial para conmemorar a los gays y lesbianas que perdieron su vida en la guerra.

Los homosexuales fueron perseguidos y oprimidos bajo el régimen de Hitler, simplemente porque no encajaban en el concepto de una nación aria y, por tanto, debían ser eliminados. En los campos de concentración fueron obligados a llevar el símbolo del triángulo rosa, más grande que el del resto de los presos, para que todos pudieran identificarlos fácilmente; las lesbianas fueron consideradas como prisioneras políticas o elementos asociales y, por tanto, llevaban triángulos rojos o negros.

Fuera de la comunidad gay, esta persecución ha sido completamente ignorada, hasta épocas muy recientes.

 

El 4 de mayo de 1970, el Grupo Joven Homosexual de Acción de Ámsterdam (Amsterdamse Jongeren Aktiegroep Homoseksualiteit) llevó a cabo un acto durante la ceremonia de Recuerdo Nacional en la plaza Dam, en memoria de los homosexuales exterminados durante la guerra. Las autoridades consideraron este hecho impropio y se arrestó a los “perturbadores de la paz”.

En mayo de 1979, el Grupo Gay PSP tomó la iniciativa para realizar un Homomonument. La idea recibió un amplio apoyo entre el movimiento gay y lesbiana, procedente de los partidos políticos de la derecha y de la izquierda. También recibió un apoyo entusiasta internacional.

Un aspecto importante del monumento es que debía dirigirse tanto a hombres como a mujeres. Además, no podía ser un monumento tradicional arrinconado en un rincón oscuro, sino un monumento vivo, situado en el centro de la ciudad. Además, no debía ser un monumento sólo para aquellos que sufrieron bajo el régimen nazi, sino que debía recordar que la opresión homosexual había existido mucho antes de los nazis y continuaba hasta el presente.

Por tanto, el Homomonument tiene tres dimensiones: una advertencia desde el pasado, un reconocimiento y confrontación con el presente y una inspiración para el futuro. Con estos aspectos en mente, los artistas fueron invitados a crear un monumento, al mismo tiempo que se formaba un Comité de Recomendación para conseguir fondos, con personas activas en la vida política, artística y religiosa.

Unánimemente, el jurado escogió el diseño de Karin Daan, basado en el concepto de añadir un elemento a los alrededores que se convierte en parte del entorno. La base principal de su diseño es la situación del memorial: una curva en la pared del muelle del canal. Aquí introduce el diseño de un triángulo de granito rosa, basado en el símbolo que los homosexuales llevaban en los campos de concentración nazis. Con el triángulo junto al canal como su punto central, Daan expandió su diseño para hacer su trabajo tan monumental como fuese posible, sin romper con el entorno: además del triángulo junto al agua, hay un triángulo en forma de podium, y un triángulo memorial a nivel de calle. Todos los triángulos tienen las mismas dimensiones (10x10x10 metros), creando un cuarto enorme triángulo de 36 metros de lado. Entre los triángulos, la vid diaria se mantiene imperturbable.

Llevó 8 años conseguir los fondos necesarios para construir el memorial. En abril de 1987 se puso la primera piedra de la construcción; en septiembre de ese año, el monumento fue inaugurado. En el triángulo junto a la Casa de Anna Frank, hay una inscripción del poeta Jacob Israel de Haan (1881-1924): “Un deseo de amistad tan intenso”.

La relación del memorial con su entorno está enfatizada por la situación de los triángulos: el podium está junto al centro de la lucha de liberación gay y lesbiana, y representa el presente, un lugar que se ha convertido también en el centro de las conmemoraciones sobre el SIDA; el “triángulo memorial” con su inscripción está junto a la Casa de Anna Frank, el centro de la lucha contra el fascismo, antisemitismo y racismo, y representa el pasado; el tercer triángulo, junto al agua, señala el Memorial Nacional de Guerra, en la plaza Dam, simboliza un paso hacia un futuro mejor.

Cada año, el 4 de mayo, el Día de Recuerdo Nacional holandés, personas de todo tipo se acercan al Homomonument para conmemorar a las víctimas gays de la guerra. Representantes de todos los partidos políticos, organizaciones sociales, el ejército, la policía, dignatarios y ciudadanos ordinarios mantienen los dos minutos de silencio tradicionales a las 8 de la tarde, y escuchan a los oradores. La bandera holandesa ondea a media hasta y se canta el himno nacional holandés. Se trata de una ceremonia que, actualmente, está reconocida oficialmente. El 5 de mayo, el Día de la Liberación, gays y lesbianas se reúnen en el monumento en una fiesta. Aunque pueda parecer paradójico, se trata de una fiesta completamente armónica con la visión del monumento, porque los participantes en la fiesta demuestran que aún no se ha olvidado el pasado, porque el memorial debe estar anclado en el pasado, pero estar vivo en el presente y mirar hacia el futuro.

Por tanto, el Homomonument es un lugar de contemplación y de celebración. Y estas dos funciones no están en conflicto una con otra sino que, por el contrario, se complementan mutuamente.

El monumento es también un lugar en el que los individuos conmemoran sus recuerdos, donde personas de todo el mundo dejan flores, toman fotografías y se unen unos a otros, en una sensación de solidaridad.


Contacto

Homomonument
Westermarkt
1016 Amsterdam
http://www.homomonument.nl/index.htm

volver